En la segunda parte del especial que hizo Wanda Nara con Susana Giménez, la empresaria se mostró mucho más relajada. En el primer especial se pudo ver la entrevista que le hizo la conductora a la modelo luego del escándalo por los chats filtrados entre Mauro Icardi y la China Suárez, en el capítulo dos ambas se dedicaron a pasear y divertirse en la capital francesa con Valentino, Constantino, Benedicto, Francesca e Isabella.

A pesar de que las rubias se mostraron muy entretenidas y entre risas recoriendo Parísquedó tiempo para referirse al escándalo con Mauro Icardi y la China Suárez.

Las mujeres estaban paseando con Lamborghini del futbolista por las calles de la ciudad de las luces cuando Nara dijo que a su marido le había gustado la primera parte de la nota que habían hecho. “Fue difícil, nunca tuve nervios en ninguna entrevista y acá sí. Va a estar el que me pegue, que diga que hablé poco”, aseguró y dijo que no necesitaba contar más que lo que pasó para que cada uno sacara sus conclusiones y que seguro habrá gente que se sentirá identificada con la historia.

De inmediato, sin nombrarla, Wanda se refirió a la china Suárez con un fuerte recordatorio: “El problema es que estamos hablando de una persona que no fue un caso aislado, es reiterado, no es el primer caso”. “Hubo varias separaciones me decís”, dijo Susana como quien no quiere la cosa.

“Sé que ella te llamó”, dijo la conductora y tras un extenso suspiro que la dejó pensativa, la mayor de las Nara dijo que no, que había sido ella quien se contactó con la actriz. “¿Te quedaste con algo?”, quiso saber la diva y sin responder, la mamá de Valentino, Constantino, Benedicto, Francesca e Isabella confesó que esta vez no había estado tan educada a la hora de charlar.

Una publicación compartida por Wanda nara (@wanda_nara)

Aunque no dio más detalles de la charla, analizó: “La libertad tuya termina cuando lastimas a otra familia, están mis hijas”. Indirectamente además se refirió al frustrado encuentro íntimo entre su marido y la ex Casi Ángeles: “Por algo pasaron las cosas que pasaron y hubo un Dios de su lado (Icardi) si quería estar conmigo, porque podría haber sido peor”.

Wanda Nara y Susana Gimenez
Wanda Nara y Susana Gimenez recorrieron París en su segunda entrevista.

“Vos eras amiga de la China”, afirmó Susana, aunque Wanda marcó un límite. “No era amiga, tenía buena relación, cordial. Mi enojo fue una mirada machista, de echarle la culpa a la mujer. Después tomé distancia, y admiro que una mujer pueda ser libre. Yo soy una mujer chapada a la antigua: para mí un mensajito es divorcio”, reconoció, y se imaginó en la situación opuesta. “Los mensajes no los hubiera escrito y no me gustó que no me hayan contado del otro lado”; respondió sin dar demasiados detalles. “Nunca tuvimos problemas de este tipo, te lo puedo jurar por mis cinco hijos. Cuando vi el mensaje, agarré mis cinco hijos y en el primer avión me fui a Italia. Y él se vino en el avión atrás mío”.

Luego de pasear por el Seña la siguiente parada que hicieron las rubias fue un sex shop. Entre risas investigaron los juguetes sexuales que había en exposición. “Yo hay cosas que no se donde se ponen”, aseguraba Wanda. “Yo tampoco, esto no lo vi nunca en mi vida”, le respondía Susana, quien confesó que se encontró con “cosas inimaginables que no les puedo contar, porque ni yo sabía para qué servían”.