Si te vas a ir algunos días de vacaciones este verano, considerá con quién o en dónde vas a dejar a tu mascota. Como ya sabés, hay animales más dependientes que otros y que requieren de cuidados especiales. Por lo tanto, si los vas a dejar al cuidado de otra persona, considerá las siguientes recomendaciones:

1. Si pensás dejar a tu mascota al cuidado de alguien (amigo, vecino o familiar) sería conveniente que le gusten los animales. No vayas a dejárselo con una persona que no se relacione con mascotas o que nunca haya tenido cierta cercanía con ellos.

2. Conoce la disponibilidad de tiempo que el cuidador tenga en la semana. A una persona con mucho trabajo o con una agenda apretada, le será difícil dedicarle tiempo a tu mascota. Además, puede que no cumpla los horarios para darle comida o para sacarlo a pasear.

3. Si lo vas a llevar a la casa del cuidador, fíjate en que tenga el espacio adecuado para cuidar a tu mascota. Por ejemplo, si se trata de un gato, de un perro, de un pez, de una tortuga o de un hámster, tratá de que esté en un lugar cómodo y libre de peligro. Un perro puede estar en el jardín o en el patio trasero, pero un animal en jaula, acuario o terrario requiere de un espacio apto para ellos.

4. Las tan anheladas vacaciones son la mejor temporada del año, y sólo queremos pasarlo bien y olvidarnos de todo. Pero no dejes de contactarte periódicamente con la persona que está cuidando a tu mascota para saber cómo está.

5. Todo animal requiere de cuidados especiales. Sólo vos sabes de eso. Enseñale al cuidador cómo debe tratar a tu mascota; a qué hora debe comer, con qué frecuencia, qué alimentos le corresponden y cuáles no, a qué hora lo sacas a pasear, qué accesorios usa, cómo limpiar el lugar donde habita y mucho más.

6. Ante cualquier emergencia o consulta, además de tu número de teléfono, brindale el del paseador o el de algún familiar, según quien corresponda, y el de la veterinaria donde ya conocen a tus mascota.

7. Planifica el tiempo en que vas a estar de vacaciones y cómprale la comida necesaria. Reúne todas sus cosas (platos, cama, ropa, collar, cepillo, juguetes, etc) y mostraselos al cuidador para que sepa cuándo y cómo usarlos.

8. Si tu mascota es un ave, un animal acuático o un pequeño hamster deja todas las indicaciones necesarias al cuidador para que sepa qué hacer frente a ciertas conductas y reacciones del animal, que son naturales así no se alarman.

9. Los gatos suelen estresarse al menor cambio de hábitos, por lo que muchos profesionales veterinarios consideran que el cuidadr puede visitar tu domicilio y alimentarlo convenientemente. Estos pequeños felinos son muy independientes y con mantener sus costumbres, no tienen problemas de extrañar.

10. A excepción de los gatitos, para el resto de las mascotas (y en especial los perritos) no es una opción dejarlas solas en casa. Aunque sea por unos días, lo más probable es que tu mascota no esté acostumbrada a esa ausencia y extrañe tu compañía. Los animales domésticos como los perros dependen mucho de nosotros, así que no es recomendable dejarlos solos.