Señores, basta ya. Dejen de seguir usurpando nuestra obra social (PAMI) y dejen que sus conductores seamos nosotros, los jubilados, que en definitiva somos quienes tenemos ese legítimo derecho.

Dejen de utilizarla como Pyme de militantes donde refugian a todo aquel que es utilizado y manipulado por ustedes para atender sus ambiciones políticas y personales, donde hacen actos de beneficencia con sueldos siderales a costillas del dinero que aportan trabajadores y jubilados.

Me pregunto si acaso no tienen padres o abuelos, porque de otra manera no comprendo cómo no tienen la capacidad de ponerse en nuestros zapatos, cómo no pueden entender la humillación, el maltrato y el abandono que sufrimos a diario, por la mediocre atención médica y sanitaria que recibimos, que pareciera que en lugar de pretender curarnos y salvar nuestras vidas están empecinados en hacer todo lo contrario.

Lo digo con todo respeto, pero realmente creo que no tienen la más mínima capacidad y conocimiento para estar al frente de esta prestigiosa Institución. Desconocen toda la problemática que padecemos los jubilados. Basta de faltarnos el respeto y de subestimarnos, no nos quieran ofrecer espejitos de colores diciéndonos que nos dan esto, que nos dan lo otro y nada de eso en verdad sucede.

¿Por qué no se enfocan en lo que verdaderamente necesitamos? que es que nos brinden una buena cobertura de salud, respetando el espíritu para lo cual se creó nuestra obra social. Basta ya, no soportamos más esta actitud de piratería que tienen hacia nosotros, apoderándose como saqueadores de nuestra obra social.

Dejen de mentirnos, dejen de decirnos que la están gestionando para su normalización, cuando hace más de 50 años que lo vienen diciendo. ¿Cuánto tiempo más necesitan? o será que es un presupuesto y una caja muy importante para proveer de recursos a la corona y financiar sus escalonadas ambiciones políticas.

Basta de comportarse como aves de rapiñas, que nos extirpan y consumen para lograr sus apetencias ambiciosas sin importarles las consecuencias para lograrlo. También quiero dirigirme a nuestros representantes, que tendrían que garantizar todos los derechos de los ciudadanos y en especial los de nosotros los jubilados, que formamos parte de uno de los sectores más vulnerables de la sociedad y no permitir los atropellos y humillaciones que desafortunadamente debemos tolerar a diario.

Por favor, hagan honor a sus juramentos, ese que realizan cuando asumen al poder y dicen “Por Dios y todos los santos evangélicos y por nuestra carta magna, la Constitución". Que no quede solamente en palabras, tengan la dignidad y honradez de cumplir con lo que ustedes mismos prometieron hacer.

Dejen de despersonalizarnos, de tratarnos como un número, y por una vez empiecen a mirarnos y vernos como lo que somos, personas que se merecen ser respetadas y acompaadas por ustedes que son los encargados de velar por los intereses y derechos que legítimamente nos corresponden.

Ojalá que en algún momento la justicia se incline para nuestro lado. Pongo a disposición mi correo: amilcardimuro@hotmail.com.ar y recordarles también que nos pueden escuchar en nuestro programa que hace más de 15 años realizamos por la 93.5 FM Q La Radio del Grupo Crónica, todos los sábados de 9 a 11 horas.

Jorge Dimuro de “La Voz del Jubilado”.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos