Por Karina Limura
cronica@paranormales.com

Tailandia es uno de los 49 países que componen el continente asiático y una de las pocas naciones que alberga una gran aceptación en su variedad de creencias. Así, allí hay una estatua de Buda a la cual acude una masa importante de personas que se encuentran en busca de OVNIS, porque afirman que es el “hogar” de un agujero de gusano que los seres extraterrestres, utilizan como conexión para viajar a diferentes dimensiones.

Los contactos se han incrementado desde hace más de 20 años y, en los últimos tiempos, varias personas que visitaron el lugar recibieron el mismo mensaje, muy a tono con los convulsionados hechos que están sucediendo en todo el mundo, por lo que un grupo de iniciados afirman que los extraterrestres han advertido que la Tercera Guerra Mundial se aproxima y podría comenzar en 2022, o incluso antes.

Uno de los contactados, en el sitio que venera a Buda. 

Khao Kala es el lugar

A sólo tres horas de trayecto de la capital tailandesa, la exótica Bangkok, se encuentra la “Khao Kala en Nakhon Sawan”, cuya traducción significa “Ciudad del Cielo”. El lugar se ha convertido en un punto de acceso para quienes están dispuestos a ir en busca de experimentar lo sobrenatural y experiencias fuertes, por lo que es muy elegido por los miles de turistas que en la actualidad eligen el país del sudeste asiático para tomar vacaciones.

Pero dicha área, tan buscada por aquellas personas que aspiran a comunicarse con civilizaciones de otros planetas, se encuentra en una colina entre una plantación de caña de azúcar. Allí, muchos creyentes afirman que la sierra esconde un agujero de gusano secreto (una vía de conexión que une dos puntos de los siempre misteriosos agujeros negros), que permite a los extraterrestres de Plutón y de otros lugares interplanetarios viajar hacia diferentes sitios y dimensiones.

Es por eso que la gente se acerca al lugar desde hace más de 20 años, y cada día se registra un mayor número de asistentes, ya sea de la gente que habita la región y lo hace como un rito, como también de numerosos turistas y curiosos tailandeses y extranjeros que se acercan al sitio en la búsqueda de lo desconocido. En esa Ciudad del Cielo, los creyentes dicen sentirse atraídos al lugar no solamente por la adoración al budismo, sino también por la oportunidad de comunicarse con entidades extraterrestres.

Los comienzos

 Allá por 1997 un residente local, Cherd Chuensamnuang, llegó al templo a rezar y meditar delante de la estatua de Buda, que se encontraba en el patio principal.

Según cuenta lo que ya es leyenda, repentinamente, durante la meditación, el hombre entró en contacto telepático con criaturas del espacio exterior, que dijeron que vivían muy lejos de la Tierra, y que se encontraban en otros planetas. Al vivir semejante experiencia, Cherd Chuensamnuang no esperó para contar lo sucedido, primero a su familia y enseguida a los habitantes del pueblo aunque, como suele ocurrir en estos casos, la gran mayoría no le creyó.

Sin embargo, un año más tarde, miles de personas que se encontraban en el lugar adorando o visitando el monumento de Buda, fueron testigos de cómo un OVNI en forma de platillo pasó sobrevolando la zona, muy cerca del lugar. Al suceder semejante acontecimiento, del que todos los presentes fueron testigos, en su enorme mayoría se quedaron absortos y comenzaron a dudar, respecto de lo contado con anterioridad por el atribulado Cherd Chuensamnuang.

Pero si la historia había comenzado a dar un giro, días más tarde, otro residente local informó a quien quisiera escucharlo que había visto directamente a un grupo de extraterrestres en la colina de Khao Kala. Fue entonces cuando multitudes de personas curiosas y ya sin dudas se acercaron al templo, tratando de comunicarse ellos también con seres veni dos de otros mundos. Y lo más increíble fue que muchos de los que asistieron al sitio afirmaron que pudieron tener la oportunidad de experimentar algo parecido, situación que se replicó hasta hacerse masiva.

Fundación del templo

Cherd Chuensamnuang falleció durante el año 2000, pero lo vivido por ese hombre no se perdió en el camino. Sus hijas decidieron que aquella experiencia única de su padre, y que posteriomente tanta gente también sintió en el lugar, no quedara perdida en el tiempo, por lo que decidieron fundar un grupo de creyentes, al que bautizaron como “extraterrestres budistas”. Por medio de la utilización de la meditación, muchos otros pobladores se acercaron a los conocimientos sobre la vida fuera de la Tierra.

Incluso, una de las hijas señaló que por el momento no saben exactamente dónde se conectan los habitantes de los planetas con las personas, aunque sí es del espacio exterior. Lo único que dio a conocer es que el planeta que se comunica con la Tierra se encuentra en la órbita de una estrella en nuestra propia galaxia.

En ese contexto, muchos de los mensajes extraterrestres recibidos se asemejan a las profecías religiosas y se ven muy intimidantes. Obviamente, luego de dar a conocer lo que se vive en la Ciudad del Cielo, el flujo de personas que desea asistir al templo y meditar para comunicarse con vidas extraterrenales aumentó más de lo esperado por los habitantes del pueblo.

Los que viajan

En agosto de 2019, los habitantes se quedaron sorprendidos al ver que llegó al lugar un innumerable grupo de policías que querían meditar en la estatua de Buda. El área forestal protegida que se encuentra al lado de la estatua se vio colmada por carpas y reuniones masivas de parte de las fuerzas de seguridad. Vassana, una de las hijas del primer contactado con los extraterrestres, explicó que la meditación y la comunicación con esas entidades le dieron la oportunidad de “viajar en el espacio y el tiempo”, con la ayuda del poder de su mente.

Por ello, los creyentes realizan la meditación en la colina denominada 145, donde se encuentra una estatua gigante de Buda debajo de una escultura de una serpiente de siete cabezas. No son los únicos elementos que se encuentran en el lugar, alrededor hay muchas más, incluida una llamada “Huella de Buda”.

Actualmente, más de cien personas son miembros permanentes de la Sociedad Khao Kala. Aquellos que pertenecen al movimiento utilizan túnicas blancas y, con mayor frecuencia que otras, van al lugar a rezar y meditar ante la estatua de Buda que se encuentra en la cima de la colina. Muchas son las personas que afirman haber visto o vivido situaciones paranormales en el lugar. Un residente de Bangkok, Ploy Buranasiri, les comentó a periodistas de varios medios que ha asistido al lugar durante nueve años consecutivos y que vio extraños objetos voladores en el firmamento y se encontró con criaturas inusuales, venidas “desde el cielo”.

Desde la comunidad señalaron que los plutonios, como los llaman a los extraterrestres que se comunican con ellos, asustan a los hombres con una variedad de potenciales desastres de tipo ambiental y natural.

Interés de saber más

Varios medios de comunicación, incluidos las importantes cadenas internacionales como la CNN y Vice, han viajado tiempo atrás al área, donde algunas personas creen que los humanos pueden comunicarse telepáticamente con los extraterrestres.

Los seguidores de la ideología de este tipo de encuentros interestelares afirman que todas las personas pueden escuchar "telepáticamente". 

La colina se encuentra entre una plantación de caña de azúcar y, según el Bangkok Post, los creyentes en el sitio sobrenatural dicen que practican la meditación donde la estatua gigante de Buda se encuentra debajo de otra que representa a una serpiente de siete cabezas. Varias otras estatuas budistas, incluida una llamada “Huella de Buda”, influyen en el proceso.

Somjit Raepeth, miembro del grupo Khao Kala, también llamado UFO Khao Kala, que creen que el área posee cualidades sobrenaturales, le dijo al Post en 2015 que los miembros practican estrictos principios budistas y pudieron contactar a los plutonios a los habitantes de Logu Kata Paka Tigong, que se halla en algún lugar de la Vía Láctea, según manifiestan los contactados.

“Tienen grandes virtudes y moral. La única forma de hacer contacto con ellos es practicar dharma (enseñanzas budistas) a los niveles más altos”, aunque la metodología se relaciona directamente con la telepatía. Según CNN, los seguidores de la ideología creen que las personas pueden escuchar a los alienígenas a través de la meditación, y los han descrito como “humanoides delgados, pequeños y plateados”.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos