Por Florencia Bombini
salud@cronica.com.ar

El Día de la Madre, que se conmemorará el próximo domingo 15 de octubre en nuestro país, más allá de la puntual festividad, se divide en varias etapas, según la edad de los hijos y el estado de sus padres. Cuando son muy chicos, no tienen necesidad de nada y su tarea sólo es saludar a su mamá el domingo a la mañana, porque del regalo se ocupa, la mayoría de las veces, el papá o la abuela (en caso de que estén separados).

Esta metodología, de acuerdo con cada familia, se puede extender durante varios años. El familiar pone el capital y el hijo, con el correr del tiempo, comienza a tener voz y voto. Aunque, además de lo material, muchas veces la madre se lleva una grata sorpresa con algún que otro dibujito o incluso un desayuno preparado por los más chicos. Pero cuando el hijo empieza a independizarse y a contar con su propio dinero, la elección del regalo se vuelve un problema serio.

“No sé qué comprarle”; “no sé diferenciar talles”; “tiene de todo”, son frases comúnmente escuchadas cuando se acerca el Día de la Madre.

Sin embargo, el paso del tiempo hizo que hoy existieran numerosas ideas para que los hijos no se compliquen. Las redes sociales brindan numerosas propuestas e incluso mucha gente aprovecha para ofrecer sus propios productos realizados especialmente para este día. Pero veamos cómo resolver este problema.

Apenas una orientación

Se sabe que regalar ropa genera un gran conflicto interno, por lo cual, los hijos hoy van a lo seguro, aunque algunos siguen prefiriendo la industria indumentaria. Una simple opción es contratar un desayuno especial para el Día de la Madre. Eso sí, hay que hacerlo con anticipación ya que es una fecha muy solicitada. Se pueden conseguir a partir de los 500 pesos en adelante, siempre dependiendo de los ingredientes, el punto de entrega y otras cuestiones.

Sin embargo, una alternativa que les gusta mucho a las madres es que los hijos lo hagan con sus propias manos, y en este caso, el costo sería mucho menor y hasta se podría comprar una taza alusiva al día.

Con mucha imaginación

Cuando el presupuesto es escaso pero el corazón es grande, una excelente idea es realizar un collage de fotos o regalarle un portarretrato con la imagen de la familia, que seguramente se lucirá en el comedor de la casa y no quedará guardado en el placard como puede ocurrir en el caso de regalarle una prenda. No es para nada costoso y tiene mucho más valor sentimental, que es, finalmente, lo que desean las madres en su día. Esta idea se puede realizar con menos de 200 pesos. También se pueden enviar a imprimir imágenes en tazas (299 pesos) y cuadros (a partir de 399, de acuerdo con el tamaño).

En el mismo rubro, está la opción de comprar cuadros personalizados con frases alusivas al Día de la Madre (se pueden conseguir a partir de 200 pesos).

Bien novedoso

Cansados de la ropa, otra idea para regalarle a mamá algo original y que a su vez lo pueda utilizar es el paraguas invertido. No dejará de ser una sorpresa porque hay personas que aún no saben que esto existe y encuentran allí una gran solución, ya que se abre de adentro hacia afuera y deja la parte de la tela mojada en el interior, además de otras características que hacen que su uso sea más cómodo (permite tener una mano libre ya que su mango es en forma de C). Se puede conseguir a partir de los 300 pesos.

¿Por qué no una cena?

Hay quienes ya agotaron todas las opciones y no saben más que hacer para el próximo domingo. Para ellos, existen páginas que ofrecen vouchers de cenas en diferentes lugares, un día de spa, un fin de semana en un hotel de la ciudad. Aquí, el presupuesto subiría en relación a las alternativas mencionadas anteriormente, pero le permitiría a mamá darse esos lujos, que no siempre se pueden. Una sesión de masajes y tratamientos corporales se puede adquirir en 990 pesos, aproximadamente, mientras que una cena puede variar de acuerdo al lugar.

Tratamientos corporales, otra alternativa

Al momento de elegir el regalo, también se puede pensar en diferentes tratamientos, aunque en este caso el presupuesto es más alto y se podría realizar entre varios hermanos.

*Para tonificar, reducir o aliviar piernas se puede adquirir un voucher por ultracavitación más drenaje linfático. Las cuatro sesiones cuestan aproximadamente 3.400 pesos.

*Otra opción para reducir el abdomen es la criolipólisis, aunque aquí solamente una sesión tiene un valor de 1.300 pesos. Consiste un tratamiento que usa el frío para reducir la adiposidad localizada.

*También se puede elegir alguna opción para el rejuvenecimiento facial, cuyo costo depende de la alternativa deseada.

*Otras opciones pueden ser métodos para combatir las estrías y la celulitis, y algunas madres podrían estar muy agradecidas. lHoy existen múltiples posibilidades, que consisten en tratamientos no invasivos y efectivos.