Después de casi cuatro meses transitando la cuarentena preventiva por la pandemia de coronavirus que azota al mundo, el desafío de la convivencia en el hogar se puede transformar en una montaña rusa emocional. Hay días tranquilos, algunos tristes, pequeños momentos de felicidad e intervalos de frustración propia o para con otros. En definitiva, un estado de inestabilidad en el que no es difícil caer en lo personal, pero que de una u otra manera afecta a todo el contexto familiar.

El ejercicio de convivir en medio de un escenario con más incertidumbres que certezas continúa impactando en los vínculos familiares y amorosos que comparten un mismo techo. Las personas que coincidían pocas horas en el hogar tuvieron que adaptarse a coexistir más tiempo del que estaban acostumbrados y eso, inevitablemente, impacta en los humores de cada uno. Sin embargo, esto no siempre se traduce en caos convivencial.

Opinión calificada

La doctora Sonia Kleiman, licenciada en Salud Mental, directora de la Carrera y Especialización en Psicología Vincular de Familias con hijos y adolescentes del Instituto Universitario Hospital Italiano de Buenos Aires, explica cómo transitar esta nueva situación, una etapa que se puede vivir como una tragedia o como un desafío, donde convivir requiere salir del "yo quiero", "yo hago".

"Estamos transitando una situación nueva, lo que significa que no tenemos demasiados recursos, entrenamientos previos o explicaciones para ser aplicadas. Frente a lo desconocido tratamos de encontrar rápidamente palabras que nombren de alguna manera eso que no es usual: aislamiento, encierro, angustia, hastío. Pero no todos los hogares pasan por lo mismo".

Durante la cuarentena algunas familias lograron conectarse de otro modo, descubriendo así aspectos desconocidos entre ellos.

"Nos encontramos con el desafío de otro modo de hacer, de estudiar, de vincularnos, de entretenernos. Esto no quiere decir desarmar la vida que era pensada como "normal ", esto quiere decir que, frente a una situación nueva, hay que armar y/o construir otros modos de vivirla, otras maneras de nombrarla", asegura la doctora Kleiman.

Los conflictos que muchas veces son adjudicados al supuesto encierro prolongado suelen tener mucho menos que ver con estar viviendo en una casa con varias personas que con el hecho de la convivencia en sí.

Las familias cuya normalidad consistía en compartir la casa con sus parejas, hijos o hermanos con distintos horarios y compromisos, en la situación actual quedan expuestos a tener que no sólo estar en la casa, sino también a convivir, con todo lo que eso conlleva. No es lo mismo convivir que simplemente coexistir en el mismo espacio.

Ver más productos

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Día del niño con historia

Día del niño con historia

Eva Duarte: la biografía definitiva

Eva Duarte: la biografía definitiva

Día del niño: regalos solidarios

Día del niño: regalos solidarios

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

Ver más productos