Por Jimena Golender
salud@cronica.com.ar

Una dieta balanceada y rica en vitaminas, antioxidantes y minerales es la forma más natural de proveer al organismo las herramientas necesarias para combatir cualquier tipo de virus o bacteria. Sin embargo, la incorporación de estas comidas a la ingesta diaria no significa sacrificar el buen comer o el sabor.

La naturaleza ofrece una amplia variedad de alimentos cuyos principios activos son utilizados incluso para la fabricación de remedios indicados para tratar enfermedades respiratorias como faringitis, congestión, tos, bronquitis y otras dolencias habituales. La adición de estos ingredientes a la dieta ayuda a prevenir los malestares típicos del otoño y el invierno y a reforzar el sistema inmunológico durante todo el año.

Frutas y verduras

A medida que se acercan las estaciones más frías, las variedades de frutas disponibles disminuyen; por lo tanto, para recibir el mismo aporte de los antioxidantes necesarios para el cuerpo se puede recurrir a una mayor presencia de las verduras en la dieta. La zanahoria, por ejemplo, es un vegetal muy beneficioso que previene enfermedades, mientras que el brócoli es una gran fuente de antioxidantes que potencian el sistema inmunológico, siendo este uno de los alimentos indispensables para formar una barrera contra las enfermedades

Los puerros, la coliflor y la remolacha poseen características nutritivas similares. Además, las espinacas aportan hierro y magnesio, entre otros nutrientes. Para sumarlas a la dieta es mejor cocinarlas al vapor para evitar la pérdida de nutrientes durante la cocción.

En lo que respecta a las frutas, la naranja lidera el ránking nutritivo gracias al importante aporte de vitamina C, encargada de potenciar el sistema inmunológico (actúa ayudando a las células a defenderse de los virus e infecciones). Otros cítricos como las mandarinas y limones también tienen un alto contenido de vitamina C, al igual que los kiwis, las peras, las manzanas y el pomelo.

El ajo y la cebolla cumplen a su vez un rol fundamental en este tipo de dieta debido a sus componentes protectores como la alicina, un antibiótico natural. El jengibre protege la garganta, es expectorante y antiinflamatorio, muy útil para combatir infecciones.

Frutos secos

Las nueces, avellanas y almendras son aliados en el cuidado de la salud cardiológica a lo largo de los 365 días del año. Los tres contienen ácidos grasos omega 3 que reducen el colesterol malo y aumentan el bueno. La castaña, dueña de un delicioso sabor, contiene menos grasa que las opciones anteriores pero es más rica en hidratos de carbono. Sin embargo, aquellos que sigan una dieta para bajar de peso no deben exceder un puñadito diario, ya que son muy energéticos.

 

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos