La famosa novela “Los viajes de Gulliver” se trataba de un médico de un barco que emprendía viajes a tierras muy lejanas. En una de esas aventuras, la nave se estrelló con una roca gigante y se destruyó, aunque él pudo llegar a una isla cercana. En ese lugar se despertó atado y rodeado de personajes que no superaban la medida de un dedo meñique.

Si bien esa historia resulta ficticia, recientemente un grupo de arqueólogos descubrió, en la provincia iraní Jorasán del Sur, los restos de una antigua ciudad enana como la que se describe en ese cuento. La antigua ciudad, hallada en el actual pueblo de Majunik, habría sido hogar de enanos reales semejantes a los que habitaban en el país de Liliput, de la obra del escritor irlandés Jonathan Swift, informa Press TV.

Según los investigadores, Majunik formaba parte de la antigua civilización Aratta, en la que las personas eran de muy baja estatura y que se desarrolló en el año 6.000 antes de Cristo.

“Los restos de las pequeñas estructuras evidencian que este antiguo pueblo albergaba a personas enanas”, señalaron los arqueólogos. En 2005, en esa misma zona, se encontró un pequeño y extraño cuerpo momificado de 25 centímetros, lo que corroboraría las hipótesis de la existencia en el pasado de un Liliput real.

Los estudios forenses no pudieron ayudar a determinar la edad exacta de la momia, pero se estima que en el momento de su muerte habría tenido entre 16 y 17 años.