Por Daniel Beylis
paranormales@cronica.com.ar

Un excéntrico inglés tiene más de un hobby. Uno es la pesca tradicional, pero, aburrido de tanta cuarentena por el coronavirus, William Read también pasa sus días rastreando el lecho de una zona poco poblada del río Sowe, en Fincham (West Midlands, Coventry, Inglaterra), donde vive con su esposa y sus hijos. Y aunque no reveló el sitio exacto, ha encontrado objetos de siglos atrás, como monedas, joyas y piezas de poco valor. Hasta que el pasado 8 de mayo, creyendo haber ubicado simples azulejos, descubrió 60 diminutos cubos de plomo, tallados con inscripciones. Son tan raras las piezas que podrían ser escrituras sagradas o yantras planetarias con notas numéricas.

Read, según le explicó a un medio local, encontró cómo contrarrestar el aburrimiento por el encierro. Así comenzó a utilizar un potente imán de neodimio con el que cada vez que el tiempo se lo permite pasa horas rastreando un sitio no revelado en el lecho del río Sowe. Durante días sus hallazgos fueron monedas antiguas y algunas joyas sin valor, pero todo cambió cuando compartía la jornada con sus dos pequeños niños, y extrajo un extraño cubo de metal pesado del lecho del río. Según su descripción, la pieza no era mucho más grande que un dado de tamaño normal, aunque pesaba como si fuera de plomo. Pero si eso lo sorprendió, mucho más lo hizo el advertir los extraños jeroglíficos bien grabados en los relieve de cada uno de sus lados.

Entusiasmado, Read estudió con detenimiento la pieza, pero, pensando que se trataría de algún juego o algo parecido, se decidió a continuar con su búsqueda, hasta ubicar otro cubo, parecido al anterior. Ante esa situación, no paró hasta detenerse en 60, todos tallados con esos enigmáticos jeroglíficos, con un peso muy parecido y con las enigmáticas escrituras.

Las caras de los objetos, que no son más grandes que un dado de un juego de generala, tienen un sentido, ya que, si se ubican en cuadrículas ordenadas con inscripciones, se puede descubrir que podrían haber sido escritos en sánscrito. Además de una cara diferente en un lado, todos los cubos son idénticos, ya que se cree contienen una fórmula numérica para invocar la protección de Rahu, descrita por el sitio web de Astrología Shrivinayaka como un planeta con poderes divinos. Allí se explica que la esfera de control de Rahu incluye ladrones, magos, serpientes, venenos, cárceles y sitios aislados, según el recurso.

En principio Read supuso que eran algunas piezas de escombros al azar que cubrían el fondo del río. Pero fueron sus hijos Benjamin y Jackson, de 7 y 5 años respectivamente, los que vieron los escritos en sus caras. Luego William explicó cómo los encontró.

"Estábamos a la pesca magnética, como nuestra actividad diaria en el encierro, en un sitio relativamente solitario. Primero encontramos llaves, centavos y otras piezas, y luego miramos hacia abajo y vimos lo que pensamos que eran azulejos. Mientras filmaba en vivo a mis amigos en Facebook, me incliné y comencé a recogerlos. Creía que también podrían ser algún tipo de rocas erosionadas por el agua. Las mostraba a la cámara del celular y, mientras miraba y continuaban apareciendo", explicó.

Una vez que halló 60 cubos, William decidió publicar las imágenes de los cubos en Facebook y en el sitio web de intercambio de contenido Reddit para intentar descubrir más sobre su hallazgo.

A partir de respuestas que le enviaron, Read cree que los objetos podrían pertenecer a un ritual de oración hindú sobre encantamiento que suele surtir efecto si se los arroja a las aguas de un río.

FUENTES: Extranotix // Shrivinayaka

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos