Los métodos para relacionarse y generar nuevos vínculos mutaron gracias a la tecnología. Los sitios web y las aplicaciones de citas redefinieron por completo el modo en que la gente se conoce. Si bien esto no es una novedad, sí lo es en cuanto a las edades de los usuarios. Los jóvenes ya no son los únicos que utilizan estas herramientas: los “baby boomers” y las generaciones senior -un target que estaba excluido de la revolución de las “love apps”- comenzaron a despertar el interés de las empresas que se dedican a las conexiones virtuales.

El estudio “Solteros en Latinoamérica”, elaborado por Match.com, reveló que la mayor cantidad de solteros (42%) se encuentra entre personas de 50 a 59 años. Un escenario que impulsó el desarrollo de nuevas aplicaciones y, a su vez, animó a nuevos usuarios a desembarcar en el terreno tecnológico en búsqueda de un nuevo amor o amistades.

“Matchs” reales

Desde su creación, las “apps” de citas fueron casi siempre dirigidas al público más joven, argumentando una barrera tecnológica difícil de adaptar a otros segmentos. Sin embargo, la vida post smartphones acercó a la población que supera los cincuenta años al uso de herramientas que décadas antes no habrían sido compatibles con el mismo target. Esta nueva audiencia presentó un desafío distinto a los desarrolladores. Mientras los millennials y centennials optan por “matchear” basándose primero en el aspecto físico, sus padres buscan otro tipo de conexión.

La aplicación BlindLove permite a sus usuarios conocerse desde otro lugar, ya que no se basa exclusivamente en la apariencia, sino que prioriza los temas y gustos en común de los usuarios. En una primera instancia, las fotos de perfil están completamente borrosas y se van aclarando a medida que la conversación avanza. De esa forma, cuantos más mensajes intercambien los interesados con su “match”, más rápido acceden a ver sus fotos.

Opinión calificada

Para Federico Volinsky, fundador y CEO de la app, cuya idea original nació de su propia historia de amor, no se trata de una dating app. “Es una love app, porque la idea se basa en que los usuarios, al interactuar, puedan crear una conexión física y emocional, es decir, la posibilidad de que se produzca un amor real”. Y recuerda la premisa de la aplicación: “Conocé a alguien por quién es realmente, no sólo por su foto”.

Aunque no está diseñada para un determinado grupo etario, en BlindLove ni la apariencia ni la edad son filtros excluyentes: “Hasta ahora, el mito era que la gente mayor usaba una app y la gente joven otra. Hoy está rompiendo eso, al tener 10% de sus usuarios mayores de 50 hombres, y 15% mujeres. Creemos que esta es una app que le está dando no sólo esperanza, sino un poco de misterio a la gente mayor de 50 años”, sostiene Volinsky, que creó la herramienta después de conocer a su mujer por internet.

En 2019 nació Ourtime, app dirigida exclusivamente para los solteros mayores de 50 años. El mayor desafío para la empresa fue la usabilidad, dado que este segmento no es nativo digital. No obstante, la relación de los baby boomers con la tecnología es cada vez mayor. Quieren aplicaciones que sean fáciles de usar y ese fue el principal objetivo al desarrollarla. Esto implica diseños no tan complejos y la implementación de tutoriales y asistentes para demostrar las funciones.

Para participar de esta comunidad sólo se necesita un dispositivo móvil para registrarse y completar el perfil.

Además, cada usuario puede crear sus propios criterios de búsqueda, navegar entre los perfiles de los usuarios conectados, dejarse llevar por las sugerencias o conocer gente en sus eventos para solteros.

Amor en todas sus variantes

Las webs fueron las primeras en ofrecer un escenario para generar nuevos vínculos para este rango etario. Encontrarse es una de ellas: se trata de un sitio para contactarse con gente y realizar salidas grupales con veinte años de historia y tres diferencias: no acepta gente casada como usuarios, sus fundadores tienen vínculo directo con la gente del sitio y promueve las actividades en conjunto en primer lugar.

Para participar es necesario registrarse cargando una presentación y los intereses de cada uno. A partir de eso se puede encontrar gente recorriendo los perfiles utilizando filtros por edad, lugar, características físicas y demográficas. Encontrarse pregunta dentro de las coincidencias si saldrían con esa persona y, en caso de que la respuesta sea afirmativa, los conecta por mensajería interna o en salidas grupales. Estos encuentros incluyen ir al teatro, bailar, jugar vóley o paddle, caminar o viajar.

Si bien las aplicaciones de citas suelen ser consideradas fuente de una aventura o encuentros casuales, en la actualidad existen cada vez más historias de personas que se conectan en búsqueda de un amor o amistad que enriquezca su vida.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos