Por Bibiana Bryson
paranormal@cronica.com.ar

Una vez más, el pintor y escultor argentino Benjamín Solari Parravicini vuelve a sorprender con sus profecías. Es que hace 81 años, el también vidente predijo el pavoroso incendio de la catedral de Notre Dame, en París, Francia, que ha conmocionado a todo el mundo. Corría el año 1938 cuando el artista bosquejó en un dibujo una de sus habituales visiones. Así, a través de una psicografía en la que aclaraba que París será destruida por el gran fuego”, su obra recupera vigencia. Un hallazgo impresionante que tardó más de ocho décadas en salir a la luz, y que logró descifrar quien estas líneas escribe, como tenedora de la obra del profeta, que incluye un cuantioso material inédito, mucho del cual aún debe seguir descubriéndose. Cuando el pasado lunes 15 de abril se produjo el incendio devastador en la catedral en la pequeña isla en aguas del río Sena, en el corazón de París, considerado un monumento icónico para la cristiandad y patrimonio de la humanidad, fue consumido por las llamas que, sin control, destruyeron la torre principal y el techo de las naves en forma de cruz, se encendieron todas las luces.

LEE TAMBIÉN: Un argentino predijo el incendio en Notre Dame hace 81 años

Es que tan lamentable acontecimiento, impulsó a quien escribe esta nota a indagar entre el cuantioso material inédito del célebre profeta argentino. Así, tras una exhaustiva búsqueda entre los cientos de dibujos psicográficos que están bajo mi resguardo como su depositaria, apareció uno que de inmediato llamaba poderosamente la atención. Literalmente señalaba un punto exacto coronado con la palabra “PARIS”.

Psicografía inédita de BSP señalando la torre en llamas, un punto exacto en Paris y el río Sena que fluye serpenteante. "Paris será destruido por el gran fuego" (año 1938).

La comprensión

Un análisis más detenido deriva en una interpretación que ameritaba esta nota. Allí en el dibujo se puede observar la torre (aguja) en llamas en el instante exacto en que se está por producir su colapso y abajo de la misma fluye serpenteado el Sena, río que divide la Ciudad Luz en dos. Incluso se pueden observar las islas que están en la zona del siniestro. En este punto apareció otra intriga: ¿por qué la palabra que hacía referencia a la capital francesa estaba dividida, y la letra ”R” estaba separada de las otras? Esto evidencia que la intención de Solari Parravicini era indicar algo de importancia. Sorprendida, surgió de inmediato en mi memoria la relación, y luego de recabar más información, ante la consulta de si era la “R” de la roseta del kilómetro cero que indica ese punto en el territorio galo, no parecía la ruta indicada. Porque había algo más y estaba relacionado estrechamente con la catedral y la fe cristiana: eran las reliquias resguardadas en Notre Dame.

Ampliación del sitio exacto del incendio: coincide con el punto cero de rutas francesas y está justo enfrente de la puerta de entrada, llamada "Puerta del juicio final".

Dichas reliquias son tres. La corona de espinas que le pusieran a Cristo, que fue llevada a París por el rey Luis de Francia a la catedral; un fragmento de madera de la cruz que cargó, y clavos de la misma donde Jesús fue crucificado.

No todo es literal

Si bien el texto menciona la destrucción de París por el gran fuego, no se puede afirmar a esta altura de los acontecimientos que el mismo deba ser literal, ya que para más de uno, se está viviendo lo que se detalla en la Biblia como la Gran Tribulación. Por eso, más de un profeta predice la destrucción de la capital francesa por las llamas.

En ese contexto, lo sucedido en la catedral gótica más importante del mundo, cuya traducción es “Nuestra Dama” puede aparecer como algo más que un desastre aislado, e indicar eventos aún mucho más terribles por venir. Sólo mencionar que la entrada principal de la catedral lleva el nombre de “Puerta del Juicio final”, estremece el alma, en especial para los más creyentes. Pero ello quedará para una próxima entrega, en la que se podrá analizar un texto inédito de Parravicini en el que el profeta hace clara referencia al tiempo que vive la humanidad.

Varias de las reliquias que estuvieron expuestas al fuego que destruyó gran parte de la catedral parisina.

La gran babilonía caerá

Quien estas líneas escribe quiere dejar bien en claro que el texto fue encontrado de forma adjunta a la psicografia que acompaña la nota. Por lo tanto ambas partes se complementan y deben interpretarse en un todo, y no por separado. La profecía de BPS es la siguiente:

Importante

Rudezas- Sacudimientos interiores maldiciones de razas, de familias, de amistades- Toda paz deshecha- oro por doquier almas envilecidas.

Pantagruélicos festines y alacena sin nada- Demonios sueltos- falsos mendigos- Voces interiores, palabras no creídas, risas, danzas, templos profanados- ruidos de armas, alcohol, degradación, degeneración, persecuciones de hombres, mujeres extraviadas sin rubores. Niños sin vocaciones- almas sin oraciones- Falsos profetas, seres adorados como dioses- La trompeta ha sonado, el castigo llega ya- Escuchad la ira del señor y salvad tu yo- el tiempo es llegado, la nueva Babilonia caerá- almas hermanas orad- BSP (año 1938).

La catedral desde el aire, donde se señala la puerta principal y la ubicación de la roseta del punto cero de Francia.

Como se puede deducir luego de la lectura, lo ocurrido en la catedral de Notre Dame no es un hecho aislado, ya que se enmarca dentro de un contexto y período de tiempo en el que están ocurriendo una serie de eventos violentos, dado que hubo ataques a otras iglesias y templos en Francia. Que el incendio haya ocurrido precisamente en Semana santa da que pensar. Y si además se considera que se produjeron otros incendios y profanaciones, la sospecha toma mayor dimensión. Habrá que considerar entonces que no solamente fue un ataque material, fue un ataque certero, mortal, al espíritu de la cristiandad. Además se perdieron valiosas obras de arte, precisamente el mismo día de su celebración.

Se debe comprender que la gran Babilonia es citada en Apocalipsis 17 y representa al mal que se pasea por las naciones, envileciendo al ser humano con todo tipo de actividades donde la degradación de las virtudes humanas es el común denominador. Quizás lo correcto sería verlo desde una óptica abarcativa dentro de un periodo de tiempo donde podrían ocurrir eventos nefastos para la humanidad. ¿La Gran Tribulación, quizá?

Todas las fotografías, así como el material aportado, es propiedad de la tenedora oficial de la obra de Benjamín Solari Parravicini, la investigadora Bibiana Bryson.

Explicaciones del profeta

Una anécdota que involucra a Silvia Kitty Carulla, la asistente del profesor Alejandro Eru, y Parravicni, allá por los años ´60 cuando se encontraron en el departamento de la calle México. Ya entrada la conversación, Silvia le preguntó ceremoniosamente a “Pelón”, como se lo apodaba a Parravicini: “¿Nos podría decir si usted sabe el significado de los dibujos que realiza? Porque algunos son de difícil comprensión”. La respuesta del profeta no tardó en llegar: “Mire usted, querida amiga, en verdad a menudo veo el dibujo con el texto luego de realizarlos, y sinceramente le confieso no tengo idea de su significado”.

Dicha declaración de Parravicini deja por sentado que se está ante algo que trasciende la condición humana y que proviene de esferas de conciencia más elevadas y más allá de cualquier compresión terrenal. Por ello, el estudioso de su obra que se jacte de poseer la verdad sobre el significado y sentido de sus psicografías peca de soberbia. Sólo se puede, humildemente, intentar sondearlas, pero siempre de una manera sincera y transparente, buscando ante todo la verdad. Claro está que en cada ámbito humano hay representantes de lo opuesto, que trabajan para la confusión y la oscuridad.

Se debe ser cauto con estos personajes, ya que le hacen mucho daño a su obra, pues en pos de aspiraciones y metas personales, corrompen y distorsionan el mensaje que se quiere transmitir.

La voluntad de BSP era que sus dibujos fueran una advertencia para las futuras generaciones y y que se tratara de cambiar el curso de los acontecimientos, quizás en un intento de hacer reflexionar y tomar las decisiones correctas para evitar penurias a la humanidad.

Ver más productos

San Jerónimo Ranuzzi, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Jerónimo Ranuzzi

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos