Dos aviones Boeing E4-B “Doomsday”, a los que se denomina del Día del Juicio Final, ya que estarían afectados a una imprevisible emergencia que obligara a las máximas autoridades de los Estados Unidos a volar para evacuarlas, habrían estado durante todo la jornada del 5 de marzo pasado sobrevolando el territorio norteamericano, en lo que podría ser un simulacro por un desastre internacional. Durante todo un día se ha logrado captar mensajes de emergencia, conocidos oficialmente como Major Emergency Action Message (EAM) pertenecientes al tráfico de radio militar de EE.UU. y provenían de dos aeronaves como las citadas, en una desviación extraordinaria de la norma.

“Skyking”, como se la denomina, ha transmitido mensajes de acción de emergencia durante todo un día y, por alguna razón, ha estado repitiendo mensajes particulares durante cada hora del día, al menos por dos veces.

Para quienes consideran que este tipo de acciones militares se deben a una probable guerra mundial o una invasión extraterrestre, las alertas se han encendido, dado que ambos aviones estuvieron en el aire todo el día volando con piloto automático (Automatic Dependent Surveillance-Broadcast / ADS-B). Muchos creen que estas acciones reflejan que algo está pasando.

El Boeing E-4 Advanced Airborne Command Post, con el nombre de proyecto “Nightwatch”, es un comando estratégico y un avión militar de control operado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF). La serie E-4 fue especialmente modificada desde el Boeing 747-200B para el programa National Emergency Airborne Command Post (NEACP) y sirve como un puesto de comando móvil sobreviviente para la Autoridad de Comando Nacional, a saber, el presidente estadounidense, el secretario de Defensa y demás autoridades gubernamentales.

Sólo hay cuatro E-4B y son operados por el Primer Escuadrón de Comando y Control Aerotransportado del 595 que operan en la Base de la Fuerza Aérea Offutt, cerca de Omaha, Nebraska.

Durante el transcurso del lunes 5 de marzo se emitieron numerosos mensajes de “Skyking”. La cantidad de corte de EAM fue muy inusual.

Todos estos mensajes están encriptados en la medida en que el mensaje contiene una serie de letras y números cuyo significado no puede discernirse sin un libro de códigos, que es un manual militar top secret no disponible para el público.

Dado que los mensajes de EAM y Skyking son de alta prioridad y requieren atención inmediata, este aumento repentino de dichos mensajes parece un poco siniestro. Si bien no hay forma de que podamos descifrar el contenido de los mensajes, su existencia indica que “algo está pasando”.