Por Karina Limura
paranormales@cronica.com.ar

La ciudad de Nueva York es una de las megalópolis más sorprendentes del mundo. Porque allí, además de convivir más de 8,5 millones de personas y de tener un turismo anual incesante, se ofrece todo lo que uno pueda imaginar, y hasta lo inimaginable.

En ella se erige uno de los edificios más renombrados, tanto por su estructura como por lo mucho que se ha vivido allí dentro. Sí, el emblemático edificio Dakota cuenta con departamentos históricos que están ubicados en la esquina noroeste de la calle 72 y el Central Park West. La construcción del histórico edificio comenzó en 1880, y se inauguró cuatro años después.

En sus inicios, el inmueble contaba con 65 departamentos, ninguno de los cuales era igual al otro, lo que hacía de su estructura una obra peculiar y distinta de todas las demás. El edificio tuvo su época de furor cuando la zona de Manhattan empezó a poblarse más y los precios de las propiedades se dispararon, elevando sus costos considerablemente.

En ese momento, el edificio adquirió una marcada exclusividad, y muchas figuras famosas decidieron alquilar sus departamentos: Boris Karloff, Robert Ryan, Judy Garland, Lauren Bacall, John Lennon, Bono, Marc Anthony, Paul Simon y Leonard Bernstein son solamente algunos de quienes habitaron el histórico sitio, en el que historias de todo tipo, inclusive inquietantes misterios y casos por demás extraños, le agregaron un tono más sugestivo a la famosa esquina.

Es que, a lo largo de los años, el Dakota no sólo se hizo famoso por albergar a figuras importantes del cine, la música o la escritura, sino también por los rumores que llegaban respecto de que el lugar se encontraba estrechamente relacionado con supuestas prácticas de magia negra, satanismo y brujería, así como hechos de sangre.

Desde el vamos

Antes y durante su construcción se decía que en el lugar donde se levantó el edificio, en tiempos en los que Estados Unidos era aún colonia británica, se reunían adoradores del diablo. Estos practicaban oscuros cultos demoníacos... justo donde hoy se encuentra la construcción.

Otra “coincidencia” es que justo enfrente del edificio están ubicadas las oficinas de la Sociedad de Fenómenos Psíquicos de Nueva York. Asimismo, allá por el siglo XX, aunque no hay precisiones sobre en qué año sucedió, se instaló Aleister Crowley, un influyente ocultista, místico, alquimista, escritor, poeta, pintor, alpinista y mago ceremonial inglés, señalado como el más oscuro morador del Dakota.

La historia señala que el citado Crowley efectuó en ese lugar rituales de magia negra que serían los que engendraron un núcleo de fuerzas maléficas que perduran hasta la actualidad.

Pavada de gente

El afamado actor de cine y verdadero maestro del terror Boris Karloff, quien se hizo famoso por su interpretación del primer “Frankenstein” filmado, fue otra de las figuras conocidas que decidieron instalarse en los departamentos peculiares del Dakota. Además, se conoce que Karloff fue una de las personas que practicaron la invocación a diversas clases de espíritus allí, quizá animado por el culto que profesaban sus variados personajes.

Tanto es así que varios vecinos de la zona afirman que después de su fallecimiento, ocurrido el 2 de febrero de 1969, a la edad de 81 años, vieron el espíritu del misterioso actor inglés rondando por el edificio y las calles que lo bordean.

Garland y Bacall

Aunque sus habitantes suelen ser personas afamadas y que no están muy acostumbradas a declarar cuestiones paranormales para no ser citadas luego de “excéntricas”, en las noches del centenario edificio son varios los que han oído voces de personajes famosos, como la inolvidable Judy Garland.

Aunque algunos citan que sus cantos se han escuchado en algunos teatros de Broadway, el espíritu de la mamá de Liza Minnelli también recorrería los pasillos del Dakota. Lo mismo sucedería con el fantasma de otra estrella de Hollywood como Lauren Bacall, quien brilló décadas atrás y falleció hace seis años. A pesar de las historias conocidas en el lugar y los rumores de fuerzas oscuras, los famosos siguieron visitando y hasta instalándose en los departamentos del Dakota.

El inglés Gerald Brossau Gardner, escritor y brujo, practicante conocido en el ambiente popular, se alojó en el edificio cuando visitó la “ciudad que nunca duerme”.

Allí habría realizado un ritual para invocar a diversas potencias oscuras y malévolas, en busca de acrecentar su fama. Por eso mismo muchos son los que afirman que en las noches son varios los fantasmas que deambulan por el Dakota.

Algunos han visto, y se pegaron flor de julepe, al mismísimo Frankenstein recorrer los pasillos. Otras personas que conocieron al escritor Gerald Brossau Gardner aseguran escuchar gritos como cuando vivía en el lugar.

El adiós a Jhon Lennon

Aquellos que conocieron el terrible suceso que provocó la muerte del mítico cantante inglés John Lennon, y el inesperado y triste adiós del notable integrante de The Beatles, tendrán presente que días antes un vidente médium, Alex Tanous, se encontraba en el psiquiátrico ubicado enfrente del edificio Dakota y ante las cámaras de televisión, que transmitían en directo, hizo una asombrosa predicción para el programa “Fenómenos inexplicables”.

En 1980 dijo: “Una estrella célebre del mundo del rock va a morir de forma insólita… y digo insólita porque habrá algo extraño en esa muerte, que afectará a miles de personas por la gran popularidad de la víctima”. Por entonces, las predicciones de Tanaous provocaron risas y frases de burla entre los televidentes.

El acontecimiento fue emitido nuevamente el 5 de diciembre, porque indefectiblemente se cumplió después de los dichos de médium. Aquella tarde del 8 de diciembre es considerada una de las fechas más funestas de la historia de la música popular del siglo XX, cuando Lennon fue inexplicablemente asesinado.

El guitarrista, cantante y compositor de la banda más famosa de la historia se había mudado al edificio Dakota varios años antes, junto a su esposa, Yoko Ono (con quien por algun tiempo estuvo separado) y su hijo Sean.

Hasta aquel día en el que el ex Beatle fue sorprendido mientras entraba al Dakota por un joven de 25 años armado con una pistola 38 mm y con un ejemplar del libro “El guardián entre el centeno” entre sus ropas, que le descerrajó cinco balazos a quemarropa. Lo misterioso y sorprendente fue que ese mismo día Lennon había tenido contacto con su asesino horas antes y le había firmado un autógrafo.

Días después descubrieron que se trataba de Mark David Chapman, un desequilibrado mental que se había obsesionado con Lennon y su música. Al confesar el crimen, lo sentenciaron a prisión perpetua y lo recluyeron separado del resto de los internos, ya que se temían letales represalias de los fans de Lennon.

Más del ex Beatle

Lennon, uno de los principales integrantes de la mítica banda de Liverpool, ya instalado en Nueva York y en el Dakota, afirmó haber visto una nave extraterrestre (historia que ya hemos contado hace meses, en otra nota).

En aquel preciso momento se encontraba con la modelo May Fung Yee Pang, desnudos en el balcón del departamento. Lo que pocos saben es que el notable músico y compositor ya no sería el mismo después de esa observación.

Tan fuerte fue lo que le sucedió que John decidió dibujar lo que había visto en un borrador que se estima que en cualquier momento puede ser subastado. El acontecimiento también lo dejó registrado en su álbum de 1974 “Walls and Bridges” (“Paredes y puentes”), en el que sentenció: “El 23 de agosto de 1974 a las 9 vi un OVNI”.

Muchos “visitantes” Sin embargo, es el espíritu del mismísimo Lennon el que habría visitado a su mujer, Yoko Ono, quien vivió en el edificio durante veinte años más, tras el asesinato del músico-compositor. La artista plástica nipona relató que vio a su fallecido esposo sentado ante su piano, y que este la miró y le dijo: “No tengas miedo. Todavía estoy contigo”.

De todas maneras, la primera aparición reportada de Lennon fue en 1983, cuando Joey Harrow y Amanda Moores vieron al integrante de los Beatles de pie en la entrada del edificio. En ese primer momento Harrow remarcó que vio al músico rodeado por una luz brillante.

Lo más sorprendente es que tanto Lennon, en vida, como su viuda, una vez consumado el inexplicable asesinato, afirmaron en su momento que el cantautor vivió allí sus propias experiencias paranormales, ya que insistía en contar historias en las que veía a un espíritu que él llamaba. ¿Habrá sido la mismísima muerte, buscándolo para pactar la cita final?

FUENTES: guioteca-brujeandoenlahuerta / Asgard / Psychical-news

Ver más productos

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

"Alberto es un tipo temperamental"

"Alberto es un tipo temperamental"

Tendencias para el fin de semana

Tendencias para el fin de semana

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: secretos y verdades

Evita: secretos y verdades

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos