Recientemente se ha descubierto en Sudáfrica una capa de microbios fosilizados que posiblemente vivían en el suelo de un antiguo lecho de río. Lo más sorprendente es que estos microorganismos vivieron hace aproximadamente 3.220 millones de años.

Durante décadas los científicos han creído que la vida ya existía en la Tierra temprana, aunque por la falta de evidencias era difícil determinarlo.

La razón de tan complicada comprobación se debe a que la Tierra se encontraba bajo el agua hace 3000 millones de años; así lo sugiere Hugo Beraldi Campesi, un geobiólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México, según informa Live Science.

Otra evidencia de vida en el remoto pasado de la Tierra fue hallada en 2017 por un equipo de científicos de la University College London (UCL). Se trató de varios restos de microorganismos hallados en Canadá y que tenía aproximadamente 3.77 millones de años.

Aunque este tipo de hallazgos son escasos, han logrado arrojar luz sobre un momento dado en la historia de la Tierra, en la que es posible que la vida microscópica haya prosperado.

Basándose en la información obtenida en estos hallazgos el investigador de UCL Earth Sciences y del London Centre for Nanotechnology, Matthew Dodd, dijo a CNN: "La vida habría iniciado probablemente en respiraderos calientes en el fondo del mar poco después de la formación del planeta Tierra".

Además, un equipo de investigadores del European Institute for Marine Studies ha descubierto microbios fosilizados en una de las costas más antiguas en las montañas Barberton Makhonjwa, ubicadas en el este de Sudáfrica. Así lo comunicó Stefan Lalonde, co-autor del estudio.

Se han encontrado fósiles antiguos en el cinturón supracrustal de Nuvvuagittuq en Quebec, Canadá.

El hallazgo es una contundente evidencia de que alguna vez una capa gruesa de microbios prosperaron en el lugar.

Además, se hallaron indicios de que otra forma de vida también habitó en esa zona, se trata de un patrón ondulado que sugiere que láminas de microbios cubrían el fondo de un río o arroyo.

De esta manera, el científico Beraldi Campesi ha deducido algo más, tal como lo dijo: "Esto confirma que los continentes terrestres estaban completamente desarrollados". El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature Geoscience.