paranormal@cronica.com.ar

A lo largo de la década de 1990, el multimillonario Laurance S. Rockefeller patrocinó y financió una serie de proyectos relacionados con los OVNIs. Esto llegó a ser conocido como la iniciativa Rockefeller UFO, dado que en algunos casos fueron más allá de la financiación en sí, e incluyeron un esfuerzo real de presión para la Casa Blanca del presidente de entonces, Bill Clinton, llevado a cabo por el propio Rockefeller y su abogado Henry Diamond, a principios y mediados de aquellos años.

¿Qué evidencia existe que sugiera que la familia Rockefeller tenía información acerca de los OVNIs y sobre seres extraterrestres?

Laurance Rockefeller apoyó fuertemente la labor del profesor de la Universidad de Harvard, psicólogo, y ganador del premio Pulitzer, el Dr. John Mack, quien tenía un gran interés en los OVNIs. Mack se ocupó de un caso en que 60 niños de una escuela de Zimbabwe fueron testigos del aterrizaje de una nave grande y de la presencia de seres no humanos. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, Mack “era una persona dispar”, desde un prestigioso profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard, hasta un activista social y creyente en secuestros extraterrestres; era tan incongruente como el extraordinario conjunto de sus seguidores, entre los que se encontraba el capitalista Laurance Rockefeller.

Peter Sturrock, profesor emérito de Física, reunió a un grupo de otros científicos de renombre mundial en 1997 para subrayar un hecho muy puntual, a saber, ya que en su consigna reafirma que el tema OVNI merece una atención seria y acompañada de evidencias materiales.

Los científicos se reunieron en el Centro de Conferencias de Pocantico, cerca de Tarrytown, Nueva York, y la conferencia fue apoyada financieramente por Laurance Rockefeller. Justamente otra vez este integrante de la acaudalada familia inició un esfuerzo junto a Hillary y Bill Clinton para alentar al gobierno estadounidense a revelar oficialmente la existencia de extraterrestres y de los consabidos OVNIs. Así nació lo que se conoce hoy como la “Iniciativa Rockefeller”. A partir de esa propuesta, se pueden ver todos los documentos relacionados con Laurance Rockefeller y varias personas vinculadas con esta inquietud.

Estos documentos fueron obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información por diversos investigadores norteamericanos, entre ellos el grupo Paradigm Research, que fue responsable del Citizens Hearing on Disclosure, un importante evento que reunió a investigadores y personal militar y político de alto rango para testificar sobre la realidad de las naves no reconocidas y los extraterrestres enfrente de varios ex congresistas de Estados Unidos. Lo que se dice, un paso clave para saber más, de lo mucho que oculta el gobierno yanqui sobre un tema tan delicado.

Museo familiar ocultó artefactos egipcios de origen alienígena
Un video recargado de visitas de YouTube, publicado por el sitio web Paranormal Crucible, muestra antiguos artefactos de esculturas egipcias que originalmente se encontraban en el “complejo de Giza”, la más grande y famosa de las pirámides del Valle de los Muertos, en Egipto. Empero, según informes, esos objetos fueron extraídos de la casa de Petrie en Jerusalén por representantes del Museo Arqueológico Rockefeller, poco después de que fueran encontrados.

Según Shepard Ambellas, de Intellihub News, los artefactos egipcios alienígenas se descubrieron escondidos en una habitación secreta, detrás de la estantería del egiptólogo. Petrie aparentemente había encontrado pruebas de vida extraterrestre en la Tierra antes de morir en 1942, pero decidió esconderlos en su casa de Jerusalén y no darlos a conocer a la humanidad. Ahora que el Museo Rockefeller ha tomado posesión de los artefactos, los expertos sobre los temas ufológicos temen que nunca podrán ser accesibles al público en general. Sin embargo, Ambellas afirma que algunas de las reliquias pueden ser vistas en el Museo Petri de Arqueología Egipcia, en Malet Place, Camden, cerca de Gower Street, en una exclusiva zona de Londres.

El prestigioso Museo Petri de Arqueología Egipcia tiene en su poder una vasta colección de antiguos artefactos egipcios y sudaneses, como el más antiguo lino y vestido del antiguo Egipto (5000 aC). El museo también exhibe esculturas de leones del templo de Min en Coptos y los productos conocidos más antiguos de la metalurgia de la antigua civilización. Sin embargo, aún no se ha podido confirmar que el museo tiene en exhibición “artefactos egipcios extraterrestres”, como se ha dicho repetidamente y que fueran supuestamente recuperados de una habitación secreta en la antigua casa de Petrie en Jerusalén.