De la redacción
salud@cronica.com.ar

El protagonismo que ocupa la tecnología en la vida diaria es cada vez mayor, especialmente con los dispositivos móviles. Sin embargo, su uso excesivo puede derivar en malos hábitos posturales que generan una serie de nuevas dolencias. Los especialistas afirman que la mayoría de los problemas actuales de columna y contracturas cervicales en los más jóvenes, se deben al tiempo que pasan frente a computadoras, pero también tablets, smartphones y similares. Cervicalgia, contractura muscular, tendinitis del túnel carpiano y trastornos circulatorios en las piernas son algunas de las patologías 3.0.

Cuello de Whatsapp y pulgar atascado

Actualmente, las personas pasan entre 2 y 4 horas por día con la cabeza inclinada mirando la pantalla del celular, dando lugar al llamado “cuello de WhatsApp”. Esta dolencia se caracteriza por generar dolor debajo de la nuca y en la cervical, y puede causar desórdenes musculoarticulares leves, pero molestos. Los largos períodos escribiendo mensajes también pueden generar el famoso "pulgar atascado", que provoca lesiones en los dedos debido al uso progresivo de las articulaciones del pulgar hacia la cara interna de la mano. A pesar de que estas dos afecciones son las más comunes en las consultas médicas, la nueva er.  .  
digital multiplicó las dolencias relacionadas, alertando a los profesionales de la salud.  .  

Poca actividad física y sedentarismo

Si bien el uso desmedido de los dispositivos funciona como el disparador principal de este tipo de patologías, el sedentarismo y la inactividad también se presentan como una problemática del nuevo siglo. Las horas que se pasan frente a la pantalla, tanto en el trabajo como en el hogar, en sumatoria con las malas posturas y la falta de actividad física, agravan la situación. En consecuencia, el cuello, la espalda y los hombros sufren aún más. Primero, porque el cuerpo debe hacer mucho esfuerzo para mantener estas posiciones antinaturales, y en segundo lugar, porque al no movilizar los músculos con el correr del tiempo, los grupos musculares pierden fuerza y se debilitan considerablemente. "De esta manera, al exigir ciertos músculos se generan tensiones que provocan dolor y sensación de cansancio", explica Diego Castagnaro, director de la carrera de Kinesiología de Fundación Barceló.

Para aquellos que trabajan o utilizan habitualmente el celular y la computadora, el especialista recomienda seguir estos consejos: “Utilizar el teléfono estando sentados y apoyando el aparato sobre el escritorio. Situar el equipo a la altura de los ojos para evitar flexionar la columna. Usar almohadillas de descanso para la utilización del mouse. Darse pequeños automasajes. Hacer actividad física de bajo impacto como natación o pilates. Elongar y cortar toda actividad sedentaria cada 2 horas, realizando algún tipo de ejercicio".

Para aliviar varias molestias

Para los clásicos dolores post ejercicio o a raíz de malas posturas se puede utilizar algún tipo de crema o gel con efecto calmante y antiinflamatorio. Estos productos sirven para aliviar el dolor a causa de la inflamación de tendones, músculos, articulaciones o ligamentos.

La árnica es conocida por su acción analgésica, antiinflamatoria, astringente y cicatrizante. Es ideal para pequeños dolores, golpes, torceduras, moretones y contracturas.

Por último, también se puede aplicar almohadillas o compresas calientes sobre la zona afectada, durante períodos de 20 minutos y varias veces al día.

Si las dolencias no son tratadas y se prolongan por meses o años pueden volverse crónicas. En esos casos se debe consultar a un especialista y realizar tratamientos como la Reeducación Postural Global (RPG) o la osteopatía, que son elongaciones asistidas por un kinesiólogo.