En el living de su vivienda, en el barrio Connet, de Isidro Casanova, Diego Fabián Brito comenzó a recibir a los pibes de la zona para brindarles una merienda diaria. Y es que todos ellos provienen de familias de muy bajos recursos, en cuyas casas suele faltar un plato de comida.

El merendero fue el punto de partida de la fundación del Club Los Leones en 2006, luego de un festejo con motivo del Día del Niño cuya convocatoria despertó en Brito la idea de poner en marcha una entidad deportiva.

En este sentido, el propio mentor de la iniciativa reconoció que “vimos que teníamos una buena convocatoria con los chicos, entonces nos convencimos de que podíamos armar un club de fútbol porque es la vía principal para atraer a los chicos del barrio, pero con la idea de ofrecerles otras actividades”.

Fue entonces que pusieron en marcha una institución benéfica que participa de la liga municipal de fútbol. Lo particular del caso radica en que los niños compiten en el torneo, por categoría, sin abonar una cuota social y muchos de los equipos están integrados por chicas.

En este sentido, Diego remarcó que “lo que nos diferencia del resto es que no cobramos cuota social porque hay muchos que no pueden pagarla y no queremos que nadie se quede afuera. Además nosotros vamos a buscar a los chicos, les damos de comer y luego de la jornada los llevamos a sus casas”.

“A los pibes no les inculcamos la competencia extrema o ganar un partido, sino que disfruten”

Diego Brito

Por si fuera poco, el hombre junto a sus colaboradores enfatiza los valores deportivos muy por encima de un fin competitivo. Al respecto, el fundador de Los Leones dejó en claro que “a los pibes no les inculcamos la competencia extrema o ganar un partido, sino que disfruten, que se diviertan y antes de entrar a la cancha, hablamos de sus problemas. Así les marcamos la importancia de jugar a la pelota con alegría”.

La propuesta abarca a más de 60 chicos y se desarrolla en un predio que fue restaurado por el propio Diego. Allí no sólo se llevan a cabo los entrenamientos y las jornadas de fútbol sino también actividades culturales y educativas.