Por Karina Limura
paranormal@cronica.com.ar

¿Es potencialmente probable hacer dudar a una persona de sus propios pensamientos? Es posible hacer dudar a una persona de sus pensamientos más íntimos. Se trata de un patrón de abuso emocional en el cual la víctima es manipulada para llegar a dudar de su propia percepción, juicio o memoria.

Estas conductas logran que la persona se sienta ansiosa, confundida o incluso depresiva. Y no estamos hablando justamente de los vampiros energéticos (que tratamos extensamente en las páginas 4-5) y sí de un fenómeno conocido por el nombre de Gaslighting” o, traducido al español, simplemente “luz de gas”.

Es importante aclarar que el término surgió de un filme clásico de Hollywood, titulado “ Gaslight”, cuyo guión cuenta la historia de un hombre que manipula a su mujer para hacerle creer que está loca y así robar su fortuna escondida. ¿Cómo logra hacer que la víctima pierda el conocimiento o se sienta desconcertada? Le comienza a esconder objetos, haciéndole creer que ella ha sido la responsable de la pérdida, aunque no se acuerde de haber realizado ese acto.

Otra de las las causas principales que llevan a que la mujer se muestre vulnerable frente al contexto es la atenuación de la luz de gas. En el filme las lámparas eran a gas porque en el lugar no había electricidad, y le hacía creer que estas siempre brillaban a la misma intensidad que antes, sin sufrir cambios, aunque eso no era así.

Sentimientos encontrados

Estos cambios en la vida cotidiana pueden inducir a que una persona sienta que se está volviendo loca, y cada vez quiere salir menos a enfrentarse al mundo, por miedo a lo que pueda producir o sucederle. Otras de las sensaciones que provoca son ansiedad, angustia continua y la persona siente una situación de permanente amenaza por parte de todos. En la película, además de las manipulaciones psíquicas del hombre a la mujer, se muestra cómo por medio de las luces de gas se logra llegar a un mayor convencimiento de que el otro u otra se está volviendo demente de forma progresiva. En el filme no se describe cómo actúa en los sentidos físicos, pero remarca que por medio del gas el proceso se facilita.

¿Los ovnis lo utilizan?

Se sabe que todo filme puede encerrar ciertas ficciones. Sin embargo, son muchas las situaciones en las que ciertas personas, a la hora de realizar algún tipo de acción, llegan al lugar y se olvidan qué iban a hacer, o dudan de hacer algo o no hacerlo en tan sólo segundos. Se pueden buscar mil respuestas psicológicas, pero jamás se llega a una conclusión final y certera.

Sin embargo, la gran pregunta es: ¿podrían estar usando seres extraterrestres herramientas avanzadas para cambiar el accionar del hombre? La respuesta es simple y a la vez contundente: definitivamente sí. Una persona puede sentir diferentes sensaciones cuando está teniendo un contacto o una experiencia de segundo o tercer tipo con seres de otros mundos, pero la misma puede no resultar del todo legítima. Hay que tener en cuenta que el ser humano es multidimensional y es un ser vivo basado en frecuencias, percepciones y niveles vibratorios con los que funciona. Entonces, al ser personas con tanta sensibilidad, el cambio de, simplemente, el aire que respira bien podría manipular las sensaciones y estados anímicos de un ser humano.

Y que seres extraterrestres utilicen este tipo de técnicas no debería resultar para nada extraño. En muchas oportunidades se puede observar cómo, por medio de un cambio climático, las personas modifican su forma de actuar en apenas segundos. En verano, cuando las temperaturas tocan números extremos, los campos secos a veces comienzan a incendiarse y ese humo en muchas situaciones se traslada a las zonas pobladas. Si se observa, el cambio de actitud de las personas vira rotundamente y se ponen muchos más atentos, pero también bondadosos frente a la situación que están viviendo.

Otros factores

Con respecto a los desechos y los rastros químicos, los mismos han afectado nuestro sistema de alimento y agua, según señala el sitio Vice. com en el cual se trata de explicar el efecto de nanopartículas en los restos químicos que vivimos absorbiendo en el cuerpo.

El peligro (real) es que estas partículas se vinculen a un sistema de inteligencia artificial, por el que se puede llegar a manipular el accionar de personas frente a determinadas situaciones. La sustancia que se esparce en el cielo para hacer que llueva en las temporadas secas y calurosas en ciertas regiones cae al suelo y eso va directo al agua. Lo mismo sucede con agroquímicos, que supuestamente “benefician” a la agricultura. Esto, llevado al terreno de la dominación de las personas, por otras o por seres de otros mundos, puede explotarse cuando expandimos la conciencia humana.

Se puede trabajar al respecto con una física diferente y por lo tanto trascender de otra forma, para crear alquimia. Es cuestión de poner atención a tu frecuencia y vibración, para poder asimilar y alquimizar estas energías tóxicas. Por eso mismo, quizá, desde personas inescrupulosas que actúan en ese contexto, o sociedades más avanzadas que la nuestra, con objetivos desconocidos, el dominio de una persona a partir de lo que se llama “luz de gas” es otra manera potencialmente posible de dominación.

Ver más productos

Santa Inés, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Inés

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos