Por Jimena Golender
salud@cronica.com.ar

Se dice que la moda es un reflejo de la sociedad, un espejo del comportamiento de las personas. Durante muchos años se caracterizó por hacer de lo exclusivo su sello, pero los tiempos han cambiado y un nuevo mensaje, más inclusivo, es la tendencia. Lo aspiracional se fue transformando por una cuestión más representativa, del “quiero ser como la de la foto” a “esa podría ser yo”.

Poco a poco, los diseñadores locales se van apropiando del nuevo paradigma. Entre ellos se encuentra GdB, reconocida marca para bebés y niños de hasta 12 años que incorporó a su última campaña publicitaria a Gaspar, un bebé de 10 meses con síndrome de Down. La empresaria Gabriela De Bianchetti cuenta cómo fue la experiencia de trabajar con el pequeño.

¿Cómo surgió la idea de incorporar a Gaspar en la campaña?
Fue hace unos tres meses, la mamá Silvina trabajaba en un local multimarca de San Pedro, y en diciembre me envió unas fotos de Gaspar vestido con nuestra ropa, y me pareció un bombón. Ella misma me propuso incorporarlo en la próxima campaña, en febrero ultimamos detalles y le dimos para adelante. Hace rato que tenía ganas de sumar a chicos sindrómicos, y se dio así, desde el amor.

¿Es la primera vez que tratan el tema de la inclusión?
Hace 18 años que tengo la marca y siempre me interesé por tener chicos en las fotos, sin enfocar en los estereotipos. Los primeros años eran hijos de clientes, no modelos. Distintos entre sí, altos, bajitos, con rulos, morochos, más rellenitos. El tema de la inclusión lo trabajo desde que creé la marca. De hecho, las colecciones las hago pensando en todos los niños, por eso es que tiene una paleta tan grande de colores. Porque todos tienen un color que los potencia.

¿Qué valores transmitís?
Desde que empecé a construir GdB me interesé por demostrar que somos seres únicos, irrepetibles, diferentes. Siempre pensando en la diversidad, las fotos que nos caracterizan, los niños y niñas de nuestras campañas son de distintas nacionalidades, religiones, creencias. Esta campaña de invierno reafirmó mi postura, porque en la diversidad está la mayor riqueza. Todos tenemos derecho a ser diferentes.

¿Cómo fue la interacción con Gaspar?
Fue una mañana con mucho amor y alegría. Porque eso es lo que transmite Gaspar continuamente. Sus risas y su actitud generaron una gran unión. Para mí fue una sesión fotográfica mágica.

¿Y la repercusión?
Las fotos salieron hace poquito, sólo un par de semanas, pero ya se generó una repercusión increíble. Muchísima gente se acercó por distintos medios, no sólo por las redes sino también personalmente. Recibimos llamados telefónicos felicitándonos. Lo que nos dice la gente es que muchos hablan de inclusión pero pocos la practican.

¿Cómo puede ayudar la moda a expandir ese mensaje?
Creo que cada uno tiene que hacer su aporte, su granito de arena. Es fundamental que todas las marcas, ya sea de bebés, de niños, de adolescentes, adultos, hombre o mujer, incluyan a todo tipo de cuerpos y de personas, porque somos todos seres humanos. Hay que llegar a la gente, puede ser en gráfica o incorporando talles para todos. Lo importante es que se animen, vale la pena.

Una opinión por demás calificada

Bárbara Lazzarino, productora de moda infantil y dueña de la agencia Forever Models, dio su visión de la actuación de Gaspar en la campaña de GdB.

“Como representante de chicos hace 15 años, en mi trabajo me ha tocado vivir situaciones hermosas y algunas no tan lindas, cuando se ven padres que comercializan con sus hijos. Pero hay días que se convierten en una experiencia única y enriquecedora, como fue el día que realizamos las fotos con Gaspar para GdB. Nunca había tenido la suerte de trabajar con chicos de capacidades diferentes y me encantó. Gaspar es pura sonrisa, y así lo transmitió durante toda la sesión de fotos. Los chicos se llevaron muy bien e interactuaron de la forma más natural. Su madre, Silvina, expresó su agradecimiento y todos nos sentimos parte de un momento especial gracias a Gaspar. Disfruté tanto de la experiencia que comencé a hablar con otros clientes para que se animen a incorporar chicos con capacidades diferentes a sus campañas”.