Los celos son un estado, una sensación que se percibe, y que no por eso se puede dominar. Hay personas que son muy celosas, otras un poco, y algunas lo disimulan bien, porque son muy pocos los que no sufren de ataques de celos. El tema es que es una enfermedad que se puede llegar a controlar, aunque para eso no todos tienen las suficientes herramientas como para lograrlo. Mientras
tanto, te proponemos un cuestionario como para posicionarte, y después buscar en las respuestas cuál sería tu mejor opción.

1) ¿Sentís celos de todos tus familiares, o solamente te afectan los de tu pareja?
a) Soy celosa/o, me afectan tanto con mi pareja, con mis hijos, mis padres y hasta mis amigos.
b) Me afectan mayormente los de mi pareja. Con el resto no suelo sentir celos.
c) Aunque siento celos, no me afectan.

2) ¿Cuándo te diste cuenta realmente de que eras una persona celosa?
a) No bien me hice adolescente, comprendí que sentía celos de mis familiares y de mis amigos también. b) Creía no ser una persona celosa, es más, me parecía que manejaba esos sentimientos. Hasta que un día me puse en pareja y ahí me atacaron.
c) Aunque como todos creo que siento algo de celos, no me enferman, por ahora los he podido manejar.

3) ¿Cómo reaccionás si alguien, desconocido para vos, se cruza en la calle con tu pareja y ambos se saludan efusivamente?
a) No bien se aleje me va a tener que dar explicaciones de quién es, de dónde conoce a esa persona y todos sus datos. Y aun así, me quedaré con la duda...
b) Si veo que no es más que un saludo, me deberá dar explicaciones convincentes. Si no titubea le puedo llegar a creer, en especial si es alguien que suele nombrar.
c) Primero me extrañaré, pero una vez que me presente como su pareja y me diga quién es, no debería sentir celos.

4) En tu trabajo, un/a compañero/a se enamoró de alguien que a vos también te gustaba. ¿Cómo reaccionás?
a) Soy impredecible en esos casos, porque me voy a morir de celos. Creo que lo mejor sería dejar de darles bolilla a ambos.
b) En la vida no siempre querer es poder. Me la bancaré, aunque seguramente me va a dar celos ver que están juntos.
c) Ya está, me voy a morir de celos cuando los vea, pero si es una realidad ya está.

5) ¿Qué te pasa si, como parte de un equipo, deportivo, de trabajo o de estudio, no sos referente e incluso te dan tareas menores o directamente vas al banco, para vos sin merecerlo?
a) Por más que quisiera poner buena cara, no me va a salir. Cuando me suceden cosas así, se me nota, no tengo forma de disimular.
b) Mucho no me gusta, pienso que me merezco tener una oportunidad y voy a sentir algo de envidia por quienes están en el lugar que podría ocupar yo.
c) Me va a dar bronca, envidia y celos, pero sé que son las reglas del juego y que debo superarme para ocupar yo esos lugares la próxima vez.

6) ¿Le decís a cualquiera que sos una persona celosa, o preferís no hablar del tema?
a) Si es por mí, no digo nada, es una faceta de cómo soy y tengo derecho a mi privacidad. Que me descubran cómo soy.
b) No soy una persona de contar demasiado de mí, pero si llega a salir el tema, no tendría problemas en hablarlo.
c) Soy alguien que no puede esconder sus sentimientos, y si soy una persona celosa no voy a esconder esa particularidad.

7) ¿Decidiste consultar a un terapeuta sobre el tema de tus celos?
a) No me siento capaz de ir a hablar con un psicólogo, ni lo pienso.
b) Lo vengo evaluando desde hace mucho, pero a veces creo que no me va a ser muy útil.
c) He ido y me ayudó bastante, aunque reconozco que no hay que dejar el tratamiento, porque los celos vuelven a manifestarse.