Por Dr Antonio Las Heras
alasheras@hotmail.com

Poltergeist es una expresión de origen alemán que puede traducirse como "duende burlón". En parapsicología hablamos de un fenómeno de poltergeist cuando, repentinamente, en una casa, un edificio o, simplemente, en una habitación, comienzan a producirse determinados sucesos, en principio, inexplicables. Objetos que se mueven solos, vasos que estallan, mesas elevándose, mampostería arrancada por invisibles y poderosas garras. Pero, a diferencia de lo que sucede en las casas encantadas, no se oyen aquí ruidos misteriosos ni hay visiones fantasmales.

También la duración de un poltergeist es generalmente más breve. Entre pocos días y algunos meses, a lo sumo. No suele trascender mucho más. En algunas oportunidades dejan de producirse abruptamente, como comenzaron, de la noche a la mañana, sin que medie una explicación plausible. Pero, a pesar de lo que se creyó por siglos, en la opinión desde el punto de vista parapsicológico no son hechos o sucesos originados en la actividad de duendes burlones ni espíritus desencarnados, o almas penando en un sitio cualquiera. Es un fenómeno parapsicológico provocado por una persona identificable del mundo de los vivos. Para la parapsicología, son hechos que genera una persona.

Para la parapsicología se llama psikinesis espontánea recurrente (PKER).

Hay cierta edad...

En todos los casos de poltergeist existe la presencia de un adolescente o un púber, varón o mujer, no tiene trascendencia el sexo, que van desde los 4 o 5 años de edad, hasta los 19 o 22 años, y que es quien, sin proponérselo conscientemente, provoca esta serie de inesperados hechos. Entra a la casa y las cosas comienzan a desplazarse, ciertos objetos se rompen, tras un estallido o junto con este, los aparatos eléctricos fallan, sin explicación aparente.

Según el caso, dependerán la intensidad y la frecuencia de los fenómenos. A esto los parapsicólogos lo denominamos "psikinesis espontánea recurrente", cuya referencia se ubica con la sigla PKER. O lo que es lo mismo: acción de la potencialidad parapsicológica sobre el mundo exterior ejercida con comprobable periodicidad.

Los PKER manifiestan la disconformidad psíquica del joven que produce esta acción psikinética por algo referente a la familia que lo rodea. Una razón que, tal vez, ni siquiera conoce a nivel consciente. Cabe destacar que, generalmente, después de ser ese niño o adolescente adecuadamente tratado desde la parapsicología por un profesional especializado, los fenómenos cesan.

Los casos de poltergeist no entrañan, como podría suponerse, una intencionalidad destructiva por parte de quien lo provoca. Todo lo contrario, es mucho más que otra cosa, un pedido de auxilio por vía parapsicológica. Un llamado de atención. Una forma de que se le pueda dar cabida a algún tipo de reclamo o de necesidades insatisfechas.

Actos inconscientes

Inconscientemente ese adolescente o el púber que genera esos desarreglos acciona su potencial parapsicológico a efectos de que este produzca fenómenos que atraigan el interés familiar, y esa necesidad afectiva que siente que le falta lo lleva involuntariamente a realizar fenómenos PKER. Si se le pregunta a la persona por qué lo hace, cuáles son los motivos por los que puede generar desórdenes inexplicable, su explicación nos dirá que en realidad desconoce quién es el causante, que no tiene nada que ver con lo que se le atribuye. Y en ese contexto, habrá que comprender que, desde el punto de vista parapsicológico, esa persona no está mintiendo en absoluto. Él mismo se asombrará de lo que está ocurriendo en derredor.

Es por este motivo que, a pesar de estrellarse violentamente de una a otra pared objetos pesados, de romperse vidrios en miles de pedazos y quebrarse espejos, por dar solamente tres ejemplos, aunque las acciones pueden llegar a ser de muchísimas otras formas, en ningún momento los trozos hieren o matan a los presentes.

Tiempo atrás, en Alicante, España, se dio un extraño caso claramente calificado como un poltergeist, en el que varias cosas se cayeron o dieron vuelta sin una explicación lógica aparente.

Estudios develados

De acuerdo con nuestras investigaciones desde la ciencia parapsicológica, los objetos desplazados psikinéticamente son durante su recorrido controlados por clarividencia, telepatía y precognición, que son todas facultades extrasensoriales, para de esa forma no llegar a producir daños en seres vivientes.

Cabe destacar que profesionales parapsicólogos hemos tenido oportunidad de tratar algunos de estos sucesos consiguiendo, mediante un sistema especialmente diseñado, poder regresar la situación a la normalidad en término de unos pocos días.

De todas maneras, y para aquellos que estudian la parapsicología, el mejor consejo que puede darse frente a estos casos de poltergeist es mantener la calma y dirigirse a profesionales idóneos.

Hay que recordar que, por tratarse de un acontecimiento originado por el psiquismo de una persona joven, cualquier desatino producirá ulterioridades desagradables.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos