Poveglia forma parte de los 166 islotes de la laguna de Venecia, en la costa oriental del norte de Italia. Esa ciudad, que antes de la pandemia era una de las más visitadas por el turismo internacional, debido a sus pintorescas construcciones en medio de canales que las comunican, tiene, como hemos contado en una anterior entrega, sus zonas oscuras, poco difundidas y llenas de misterios. Así, Poveglia es un lugar que se hizo famoso por la macabra historia relacionado con la tristemente célebre peste negra. En el siglo XIV, miles de víctimas de esa pandemia, que duró 11 años y mató a más de 25 millones de personas, fueron enterradas en esa pequeña isla o islote, que ya nunca sería igual.

Los lugareños venecianos que habitan los islotes aledaños a Poveglia dicen que es una "isla de fantasmas malditos" y que se encuentra ensombrecida por los espíritus que allí habitan. Tanto es así que se jactan de citar que Poveglia está considerada mundialmente por ser el lugar más embrujado de la Tierra. Tal es la fama, que se ha formado una cooperativa para que nadie la ocupe. ¿Será verdad tanta fama?

Peste bubónica en Venecia

Italia fue azotada por primera vez en 1347 por la propagación en Sicilia de la peste bubónica, que se extendió a lo largo del territorio peninsular alcanzando a Venecia un año más tarde. Los últimos datos de la historia señalan que la mitad de la población de Venecia falleció. Por medio de observaciones en el tiempo, los ciudadanos del lugar observaron cómo se extendió la enfermedad y cómo las personas y los barcos que llegaban a puerto introdujeron la plaga en la Ciudad de los Canales.

Al pasar los días, las autoridades venecianas se dieron cuenta de que tanto los enfermos como los muertos debían estar separados de las personas sanas. Frente a ese panorama desalentador, las autoridades de entonces decidieron realizar fosas comunes de enterramiento para los cadáveres en dos lugares específicos, fuera de la ciudad principal.

Los cadáveres se acumulaban tan rápidamente que los dos pozos pronto colapsaron y las autoridades se vieron obligadas a habilitar otros lugares más cercanos. La ciudad comenzó a transportar grandes cantidades de muertos a zonas cercanas: la isla de SantErasmo y la localidad de San Martino in Strada.

En los comienzos del 1400 los venecianos fueron los inventores del concepto de "lazzaretto", que es una institución u hospital diseñado para la cuarentena de personas enfermas (lo que hoy se conoce como "hospitales móviles").

Así, durante una reciente excavación en la isla de Poveglia para poder instalar estos hospitales que se han reactivado por la cuarentena por el coronavirus, debieron desenterrar más de 1.500 esqueletos de las fosas donde las víctimas de la peste bubónica habían sido enterradas. Todavía se cree que hay miles de estas tumbas comunes sin descubrir.

Las atrocidades que se cometían en Poveglia

En el siglo XVI, Rocco Benedetti, reconocido cronista italiano, citó la situación que se vivía en tiempos de pandemia y cómo trataban a la gente. "Los enfermos yacían tres o cuatro en una misma cama. Los trabajadores recogían a los muertos y los arrojaban a las fosas comunes casi sin respiro durante día y noche. A menudo, los moribundos y los que estaban demasiado enfermos para moverse o hablar muchas veces eran tomados por muertos y arrojados vivos a los montones de cadáveres", relató en aquel entonces.

Aquella no fue la única peste que azotó al territorio italiano. En los años 1570 y 1630 aparecieron nuevas situaciones epidémicas que hicieron que las islas volvieran a utilizarse para realizar cuarentenas, e incluso Poveglia fue uno de los sitios considerados como una enorme fosa general para los miles de muertos. Cualquier persona afectada, incluso con síntomas leves, era rápidamente separada de su familia y llevada a la isla. Miles de cuerpos fueron quemados en Poveglia para prevenir una mayor propagación de la enfermedad.

Terror en el hospital psiquiátrico

Finalizadas las epidemias que provocaron millones de muertes, los italianos decidieron utilizar la isla de Poveglia para la instalación, ya en 1930, de un hospital psiquiátrico. Si el pasado del lugar ya era de por sí oscuro, esa planificación no hizo más que acrecentar esa oscuridad. Los pacientes del lugar comenzaron a informar que por las noches observaban fantasmas deambular por el lugar, a molestarlos, y que esos mismos espíritus parecían atacar por las noches.

Aquellos pacientes gritaban, se quejaban e imploraban que los sacaran de allí, pero, como reacción instantánea, ¿quién le haría caso o le creería a un enfermo psiquiátrico? Muchos, luego de pasar interminables noches, aparecían por la mañana con marcas extrañas en sus cuerpos, demasiado profundas para haber sido provocadas por ellos mismos. Eran marcas causadas con instrumentos que los pacientes no tenían a mano.

Asimismo, los pacientes se quejaban de las torturas que recibían de los médicos, pero nadie hacía nada. Al parecer, el director al mando experimentaba con aquellos enfermos y les practicaba lobotomías (cirugías en el cerebro) y trepanaciones (perforación en el cráneo) con herramientas tan rudimentarias como taladros de mano, cinceles y martillos.

La gente que estuvo por entonces en la isla aseguraba que los gritos eran insoportables y mucho más frecuentemente que antes se escuchaban las campanas a todo volumen en una iglesia que ya no tenía campanario. Es más, aun en la actualidad afirman que los campanazos aturdían a toda la laguna de Venecia.

Fuentes: Agencia Anadolu; ElPaisViajes; HistoriasDeNuestraHistoria.

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos