Por Gabriel Arias
salud@cronica.com.ar

Ya sea por el paso de los años o para mostrarse más atractiva ante la sociedad, la mujer ha incursionado en el mundo de las cirugías para realizarse todo tipo de operaciones, que pueden ir desde un “retoque” en la cara o la implementación de prótesis en los pechos y la cola, aunque para cualquiera de estos casos hay que saber cuál es el momento más propicio para efectuar dichas cirugías, con el profesional indicado y las advertencias respectivas bien clarificadas y que no terminen por generar luego dolores de cabeza.

Si bien es cierto que los varones también se vienen realizando retoques desde hace algunos años, cuando la estética masculina comenzó a tener preponderancia, en el tema de las cirugías estéticas las chicas sacan grandes ventajas y la relación en cantidades es enorme. Es por eso que el doctor Leonardo Imbriano M.N.190601, cirujano plástico, ginecólogo y miembro de la Sociedad Argentina de Ginecología Estética-Cosmética Biológica y Regerativa, (SARGE) despejó muchas dudas con relación a un paso importante en la vida estética de una mujer, en un momento clave, porque una vez que pasó por el bisturí, ya nada será como entonces...

Muchos padres les regalan a sus hijas cirugías estéticas para un cumpleaños o un acontecimiento muy especial. ¿Es sano que una adolescente decida un cambio importante sin haberse desarrollado del todo?

Como médico aconsejo no sólo la “madurez” del cuerpo sino también una “madurez” psicológica, que ayude a comprender la importancia de tal decisión. Siempre recomiendo la cirugía de aumento de busto a partir de los 18 años. Esta misma edad la aconsejo para el aumento de glúteos, ya sea con implantes o con transferencia de grasa. Hay excepciones, como en el caso de las pacientes con pechos muy grandes, ya que pueden verse afectadas en su salud, expresa el facultativo.

¿Qué parámetros hay que seguir para elegir los implantes y que éstos no resulten excesivos o escasos para una paciente?

Es importante la altura y también el peso, pero lo más importante para mí es el criterio cultural de belleza, ya que, por ejemplo, en Colombia o Venezuela las mujeres prefieren un busto más grande, y en Argentina, un perfil más natural. Otro aspecto importante es el equilibrio de las formas. En el consultorio se observa a la paciente de frente, tomando en cuenta la proyección de las caderas hacia los laterales, se busca una proyección similar con las mamas al colocarle las prótesis. Es decir, si tiene caderas grandes se le puede colocar un poco más. También, observando de perfil a la paciente, tenemos en cuenta la proyección de los glúteos, ya que se busca que las prótesis tengan la misma proyección.

¿Cuál es la vida útil que tiene un implante mamario?

No existe una vida útil fija para un implante mamario. Las prótesis disponibles actualmente en el mercado son realizadas con materiales más eficaces y técnicas de fabricación más avanzadas, no tienen una fecha de vencimiento a menos que surja algún tipo de complicación, ruptura o filtración que se pondrán de manifiesto con los controles de ecografía y mamografía.

¿Las prótesis dejan cicatrices visibles?

Existen dos modos de colocar la prótesis: una alrededor del pezón y la otra forma es por debajo del surco submamario. La mayoría de las veces elegimos la que va por el pezón, pero cuando el pezón es muy chico no nos brinda el espacio para colocar la prótesis dentro de la mama, en ese caso se coloca por el surco. A veces las pacientes no quieren que les corten el pezón y eligen la otra opción.

¿La colocación de un implante mamario modifica la sensibilidad local?

En algunos casos, sobre todo cuando se ingresa por el pezón, se puede disminuir o perder la sensibilidad en la zona, es por eso que en las mujeres que no quieren correr este riesgo recomendamos, entrar por la vía submamaria.

¿Cuánto tiempo se requiere para obtener resultados después de la colocación?

El tiempo promedio para comenzar a ver los resultados esperados es de 3 meses después de la intervención. Los resultados completos se percibirán a partir del sexto mes, porque los implantes estarán completamente posicionados y continuarán modelando los senos, hasta que encuentren su forma y su posición óptima.

¿A qué se denomina el encapsulamiento mamario?

Nuestro organismo, reacciona ante cualquier cuerpo extraño (un implante mamario lo es) formando una cápsula de tejido a su alrededor. Este tejido que se forma en algunas pacientes puede ser más grueso y contraerse. Como consecuencia de dicha contracción se comprime el implante y a esto se lo denomina encapsulamiento del implante mamario. Hay que tener en cuenta que éste se manifiesta en menos del 10% de las pacientes que se operan. Este encapsulamiento puede producir dolor, endurecimiento y arrugas o alteración de la forma de la mama. Pero cabe destacar que ninguna complicación que ponga en riesgo la vida o la salud de la paciente. El uso de prótesis texturizadas y el cambio en las técnicas quirúrgicas han permitido disminuir al mínimo este riesgo.

¿Qué estudios se solicitan para colocar los implantes a una paciente?

Como toda cirugía, para minimizar riesgos, se necesita un electrocardiograma con riesgo quirúrgico, análisis de sangre completo con coagulograma y la Sociedad Americana de Cirugía Plástica recomienda una ecografía mamaria bilateral y una mamografía, sin importar la edad.

Las precauciones son fundamentales

A la hora de llevar adelante una intervención quirúrgica de esta naturaleza, hay que tener en cuenta varias recomendaciones para cuando llegue el momento de la operación.

Respecto de esto, el doctor Leonardo Imbriano advierte: “Las pacientes se deben intervenir con un cirujano plástico certificado; la respectiva realización de estudios prequirúrgicos; además que las prótesis estén autorizadas por ANMAT; y sobre todo, que la clínica donde se intervengan sea de alta complejidad con terapia intensiva y unidad coronaria. En el caso de los glúteos hay que tener presente que sólo se puede usar grasa de la propia paciente o prótesis, ya que no hay ningún otro producto que pueda usarse. Estéticamente, el consejo que se le suele dar a las pacientes -cualquiera sea su edad- es que los aumentos de mamas o glúteos sean proporcionados al tamaño de la persona, para no perder el aspecto natural”.

El facultativo agregó también que “no hay contraindicaciones, sólo en el caso de pacientes con enfermedades autoinmunes o lupus no se pueden realizan los implantes”.