¿Cuántas veces nos dicen, sin eufemismos, que estamos del tomate? Es cuando, inesperadamente, sorprendemos a muchos con actitudes, estallidos o hechos que protagonizamos, que resultan bastante extraños para el común de la gente. Claro que, en tren de evaluar ese tipo de situaciones, no todos están tan locos como parece. Lo cierto es que para medir si muy seguido “te salta la chaveta”, o si lo tuyo es para el “chaleco” , te proponemos contestar estas preguntas, y ver hasta dónde llega tu locura (o tu poca cordura).

1) No podés contenerte si ves una injusticia, encarás a quien sea y lo increpás.
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

2) Sos capaz de llamar a tu mejor amiga/o a las 4 de la mañana para preguntarle si salen a cenar el fin de semana...
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

3) Llegás a tu casa de noche y, sin avisar, le mostrás a la familia tu nueva mascota: una culebra que traés en una pecera.
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

4) En cuestión de gustos, comiendo sos increíble: por ejemplo, desde hace un tiempo le ponés dulce de leche al guiso de lentejas. 
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

5) Dicen que no tenés límites: en el casamiento de tu hermano, fuiste capaz de sorprenderla con un “piquito” a la mamá de la novia, en medio del salón.
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

6) Si estás en un día inspirado, no te avergüenza levantarte en clase (o de tu escritorio) y piropear a tu profesor/a (o jefe o jefa), en medio del más increíble silencio.
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

7) Si te cuadra, no te importa salir a caminar en soledad bajo la lluvia, aun a riesgo de enfermarte después.
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

8) Cuando se trata de hacer una broma, siempre te buscan a vos, porque sos capaz de imaginar los más sorprendentes chascos para “la víctima”.
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

9) Si estás jugando a algún deporte y venís ganando fácil, no te importa “patear afuera” con el arco sin defensa, para que tus rivales no se sientan tan mal.
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.

10) Si no te gusta el ambiente, por más que ganes muy buen dinero, sos capaz de renunciar de un día para otro, aunque no tengas otro trabajo en vista.
a) No es mi caso.
b) Sólo a veces.
c) Siempre.