El Día de San Valentín se celebra todos los 14 de febrero, y aunque la fecha conmemora la muerte de un sacerdote ejecutado ese día del año 270, los inicios de la celebración son diversos. Algunos creen que se trata de una fiesta de origen pagano, ya que los griegos celebraban a Eros y posteriormente los romanos decidieron dedicar un día al mismo dios, a quien nombraron Cupido. En esas celebraciones le pedían favores a la divinidad y a cambio le llevaban ofrendas para conseguir al enamorado ideal.

Pero la fecha exacta data del siglo III, cuando el cristianismo era perseguido y se prohibía el matrimonio entre los soldados para que rindieran más en el campo de batalla. En ese entonces, hubo un sacerdote que desafió al emperador y apostó por el amor aunque su vida corriera peligro. Pues bien, hecha la aclaración histórica, corresponde entrar de lleno en el tema que nos preocupa y ocupa permanentemente: el escolaso y, obviamente, el acierto, de ser posible, con el día en cuestión. Además, hay varios números relacionados estrechamente con la celebración que habrá que considerar a la hora de apostar, empezando por el 93 (el enamorado), y siguiendo con la fecha en sí: el 14 (el borracho) y el 02 (el niño), por Febrero.

Luego hay que ir directamente a la cama (04), porque es en ese insustituible mueble donde se concreta el amor declarado por ambas partes involucradas. También hay que tener en cuenta el 81, porque las flores son, por excelencia, el presente más habitual que valoran las representantes del sexo bello. Para aquellos que buscan datos poco convencionales, recomendamos el 15 y el 50, porque son rosas blancas y rosas rojas, respectivamente, en la tabla de las Flores.

Y ni que hablar del 16, el anillo, la joya que sella definitivamente el sentimiento entre dos personas. Tras este proceso, viene indefectiblemente el casamiento (63), o su variante “unión civil” para los tiempos que corren, donde culmina todo este proceso sentimental. Y, desde ya, otro número usual para evaluar es el 21 (la mujer), que está asociado con el 77, las piernas femeninas.

A tenerlos en cuenta En cuanto a lo que marcan las estadísticas, en los últimos dos años (en 2016 fue domingo) los 14 de Febrero indican, al haber pocos sorteos, un quíntuple empate, con dos salidas cada uno, entre el 31 (la luz), 40 (el cura), 45 (el vino), 55 (los gallegos) y 82 (la pelea).

La elección es libre, por lo tanto solo resta esperar que la suerte acompañe con alguno de los ambos citados.