Ser amigo no es para cualquiera. Y no todos le damos el mismo valor a esa palabra, para muchos, tan sagrada. Es que hay diferentes formas de amistad. Esa que nos mantiene conectados por cuestiones culturales, sociales, humanitarias y hasta laborales. En estos casos, hay mucha gente que dice tener amigos por todos lados. Otros, en cambio, dicen que ser amigo es mucho más íntimo y complejo. Vos, ¿qué clase de valor le das a esa relación tan especial que se crea entre las personas?

1) ¿Qué cantidad de amigos de verdad, de siempre, considerás tener?
a) Considero tener “un millón” de amigos.
b) Tengo varios amigos, pero, de verdad, no superan los dedos de una mano.
c) Tengo un/a solo/a amigo/a, a quien le cuento todo cuanto me pasa.

2) ¿Sos la figura estelar en una reunión de amigos?
a) Soy de hablar mucho, y pareciera que “me pongo al hombro” la reunión, pero me sale así.
b) Ni muy muy, ni tan tan, no me quedo callado, pero tampoco soy la figura.
c) Prefiero pasar desapercibido/a, no es que no participe, pero no soy a quien se le ocurren las iniciativas.

3) Un muy buen compañero de trabajo, de muchos años, ¿ya es también tu amigo/a?
a) Si compartimos más horas entre nosotros/as que con mi familia.
b) Es un excelente compañero/a de trabajo, pero para ser amigos tenemos que compartir cosas después de hora.
c) Pueden ser excelentes personas, pero rara vez llegan a ser mis amigos/as.

4) Los amigos/as se ven en las buenas y en las malas. Pero si a vos te pasa algo, ¿muchos/as estarían a tu lado?
a) Nunca me dejaron solo/a y tampoco lo harían, me pase lo que me suceda.
b) Ahí se ve cuando hay amigos/as de verdad, algunas veces me sentí defraudado/a con más de uno/a.
c) Apenas uno o dos, no más, al resto ni le contaría lo que me pasa.

5) ¿Sos capaz de prestarle lo que sea a un amigo/a, aun cuando corras riesgo de no recuperar aquello que es tuyo?
a) Por quien yo considero que es un amigo/a, hago lo que sea o me pida.
b) Depende de lo que me pida.
c) Debo confiar mucho en esa persona para prestarle algo muy preciado, y aun así dudaría.

6) Un/a amigo/a sufre un accidente, del que no se sabe su suerte. ¿Suspendés tus vacaciones para ir en su ayuda?
a) Dejo todo por un/a amigo/a.
b) Evaluaría muy bien, pero no podría asegurar nada hasta que no suceda.
c) Hablaría con su familia, pero tengo otras prioridades y no las cambiaría.

7) Un/a amigo/a se separó y no tiene dónde vivir. ¿Le ofrecés alojamiento en tu casa, aunque sea un inconveniente para los tuyos?
a) Muy probablemente.
b) Debería evaluar bien qué le pasó y cuál es su situación.
c) Si tomó esa decisión ya evaluó cómo seguirá su vida, pero no puede interferir en mi vida familiar.

8) Un/a amigo/a te dice que mañana se va a vivir a otro país
a) Lo/a felicitaría y le diría que no perdamos esa amistad, jamás.
b) Estaría triste porque no me lo dijo antes, pero respaldaría sus pasos.
c) Le reprocharía que tomó esa decisión sin siquiera tener una infidencia para conmigo, pero bueno, uno/a nunca termina de conocer a una persona.

Resultados
Mayor cantidad de respuestas A

Indudablemente, tenés la capacidad de hacer amigos con mucha facilidad, hacés un culto de la amistad y, cuando decís que tenés muchos amigos es porque le das un valor muy grande a ese tipo de relaciones.

Mayor cantidad de respuestas B
Sos de tener amigos de diferentes dimensiones, los muy íntimos, los cercanos, y esos amigos que si los perdieras no cambiaría mucho tu condición. No hacés un culto de la amistad, pero sí le das valor a esa palabra mágica que es ser amigo.

Mayor cantidad de respuestas C
Aunque sos de tener muy pocos amigos, el valor que le das es apenas tangible. Como sí hay otros valores que son más fuertes, por ejemplo, los de la familia.