Por Leonardo Schwarz

paranormales@cronica.com.ar

En San Valentín los enamorados aprovechan esa fecha célebre para mostrarle al mundo el amor que sienten por una determinada persona. Aunque los sentimientos deben experimentarse a diario, esa jornada motiva aún más para darle trascendencia y ponderar a la pareja. Algo que, con esa festividad que se celebra en febrero en varios países occidentales, se potenció en los últimos años. Si bien a lo largo y a lo ancho del planeta existieron millones de confesiones de amor, ninguna tuvo tanta trascendencia como la que se produjo días atrás en un medio televisivo de Inglaterra.

El programa, llamado “ITV”, citó a una protagonista que con sus dichos logró una enorme repercusión: Amanda Teague (ahora Sparrow), oriunda de Downpatrick, Irlanda del Norte, apareció en escena el último 14 de febrero para confesar que está casada con un espíritu llamado Jack. En medio de la conmoción en el estudio, esta excéntrica norirlandesa empezó a contar detalles de su llamativo amorío.

Es que afirmó que su amor era un pirata haitiano que murió en el siglo XVIII, de raza negra, con pelo oscuro azabache, aunque reconoció no haberlo visto personalmente. Por si fuese poco, en ese contexto de por sí extraño, se volvió aún más aterrador cuando explicó que tenía temor de haber quedado embarazada del fantasma.

¿El ginecólogo dijo sí?

“Me perdí un mes y fui a mi ginecólogo y este me dijo que podría estar embarazada”, explicó Amanda, de 46 años. Y de inmediato agregó: “En un examen más exhaustivo, insistí en que me hicieran más análisis de sangre y lo hice. Hablé con Jack al respecto y me dijo que no es posible que un espíritu biológicamente tenga un hijo con un ser humano, así que ahora estoy más tranquila” (no aclares tanto, que escurece, añadiríamos). 

Con respecto a la relación, Amanda fue muy descriptiva. ¿Cómo se conocieron? Después de no encontrar pareja en la vida real, Amanda buscó en el más allá a su alma gemela, a quien encontró en 2014. Así, una noche, mientras miraba televisión en su cama, sintió la energía de Jack a su lado. Después de años de romance, la irlandesa contactó a un chamán, quien los casó con la presencia de registrados legales.

Desde ese momento, el matrimonio empezó a escribir un libro para otras mujeres que buscan encontrar a su alma gemela en el planeta espiritual. Considérese que esta mujer, que tiene cinco hijos de anteriores matrimonios, A pesar de que Amanda no puede ver a su marido, ella cree que es igual al Capitán Jack Sparrow de “Piratas del Caribe”. Y lo más interesante es cuando declara: “Nunca antes había sentido una conexión así, y mucho menos con mi anterior marido. Jack es mi alma gemela. Estoy muy feliz. Es el tipo de relación perfecta para mí”.

¡Le sale caro!

Amanda, quien ha cambiado su nombre oficialmente por Amanda Sparrow y se ha gastado cerca de 4.000 libras para disfrazarse como el capitán Jack Sparrow e inclusive desembolsó una importante suma para su fiesta de casamiento, más allá de todo es muy clara en sus pensamientos. “Cada uno es libre de escoger a la persona con la que quiere pasar el resto de su vida, hay tantos gustos que nadie es quién para juzgar las elecciones de otros por muy descabelladas que puedan sonar en un principio, y eso es lo que yo siento”. La novia del fantasma no se queda en simples definiciones.

Va más allá: “Jack fue quien me propuso casamiento, y luego adquirimos una casa. Es cierto que él no puede aportar nada económicamente, pero sí me ayudó en la elección de la vivienda y el lugar”, agregó.

¿Cómo es el sexo?

Uno de los detalles que es profundizado en el programa gira en torno a las relaciones sexuales. Según Amanda, el sexo con el espíritu es sorprendentemente similar al generado con seres humanos, con el agregado de que también llega al orgasmo.

“Es bien sabido que las personas a menudo sienten que un espíritu les toca las manos, la cara o el cabello. Literalmente puedes sentir el acto físico de lo que el espíritu te está haciendo y él también puede sentirlo”. De todas maneras, reiteró una revelación: aunque nunca vio a su marido en forma física, se lo imagina muy similar al personaje del capitán Jack Sparrow, interpretado por el fenomenal actor Johnny Depp, en la saga cinematográfica de “Piratas del Caribe”.