La administración del dinero refleja el manejo de las finanzas personales. La frecuencia de uso de la tarjeta de crédito, la capacidad de ahorro y la organización para pagar las cuentas son de suma importancia a la hora de ordenar los gastos e ingresos. Descubre qué tan buen administrador eres al responder las siguientes preguntas.

1- ¿Hacés un presupuesto mensual de gastos?

a- Sí, te gusta planificar con anticipación y saber en qué se gasta la plata.
b- Muy por encima, tienes una idea general pero con los gastos chicos se complica.
c- No, vas pagando cosas sobre la marcha y la última semana del mes se hace dura.

2- ¿Con qué frecuencia recurrís a la tarjeta de crédito para pagar facturas o compras en el supermercado?

a- La utilizás en casos específicos como viajes o algún electrodoméstico, y sólo después de calcular cómo afectará tu mes a mes.
b- A veces, para gastos grandes y cuando estás sin efectivo encima.
c- Siempre, es tu aliada para poder llegar a fin de mes, es común que pagues el mínimo.

3- ¿Chequeás los resúmenes de tarjetas en tu cuenta y los que llegan a tu casa?

a- Sí, revisas a diario los movimientos bancarios.
b- En general sí, pero a veces pagás el saldo sin chequear lo que te cobran.
c- Sólo cuando retirás dinero del cajero y las cartas están acumuladas por algún lado de tu casa.

4- A la hora de realizar tus compras habituales, ¿comparás precios?

a- Siempre. Planificás la compra revisando los precios en distintos lugares y productos similares.
b- A veces, quizás aprovechás alguna oferta.
c- No tenés tiempo para hacer una investigación a fondo de precios.

5- ¿Conseguís ahorrar a fin de mes?

a- Siempre, aunque sea muy poco. El ahorro es la base de una buena economía hogareña.
b- Unos meses sí, otros no. Depende los gastos y si te diste algún gusto.
c- Nunca, la vida es para disfrutarla, la plata también.

6- ¿Tenés metas financieras a largo plazo?

a- Por supuesto, primero el auto, luego el sueño de la casa propia.
b- Sí, un viaje de dos semanas a algún lado.
c- No, con la situación actual es imposible.

7- Si llegás a tener un ingreso extra de dinero, ¿para qué lo utilizás?

a- Para ahorrar o saldar alguna deuda pendiente.
b- La mitad la guardás y la otra mitad la usás para comprar la tele que tanto querías.
c- Te la gastás en salidas y asados.

8- Querés cambiar los neumáticos del auto que ya no van más, pero no llegás a cubrir el monto. ¿Cómo lo solucionás?

a- Averiguo precios y ofertas hasta encontrar la más económica y lo financio en cuotas.
b- Pedís recomendaciones a tus conocidos y solicitás ayuda a algún familiar para cubrir lo que te falta.
c- Solicitás un préstamo al banco a pesar de no saber con certeza si llegarás a cubrir las cuotas.

RESPUESTAS

Mayoría de respuestas A): ¡Felicitaciones! Tenés muy en claro las pautas básicas para llevar el control de tus finanzas. Continuá por este camino y lograrás tus metas económicas. Aunque, de vez en cuando, no vendría nada mal darse un gusto, al fin y al cabo el dinero que obtenés es el fruto de tu esfuerzo.

Mayoría de respuestas B): Si bien no corrés peligro de estar en quiebra, tus finanzas podrían mejorar muchísimo si le dedicaras un poco de tiempo a la organización mensual de gastos. Para alcanzar esos objetivos que siempre soñaste, hay que ajustar un poco el cinturón.

Mayoría de respuestas C): Alerta. Tus finanzas están fuera de control, si no sabés cómo vas a afrontar las deudas de los próximos meses, estás en serios problemas. Una buena opción es pedir ayuda a algún amigo o familiar que sea bueno con los números y el orden. Nunca es tarde para empezar a ahorrar.