"Somos tan capaces y tan distintos como todos”. Ese es el lema mediante el cual Morfables 21 busca reflejar que cualquier persona puede destacarse en cualquier disciplina.

Se trata del primer food truck inclusivo del país y es liderado por Adriana Corigliano, quien reunió a su hija Fiamma y a sus once mejores amigos, todos con síndrome de Down, para que tengan un trabajo digno y puedan demostrar que todo el que quiera imponerse una meta, puede alcanzarla. ¿Por qué el número 21? Por la trisomia característica del síndrome de Down, explica su creadora.

El proyecto surgió cuando Fiamma manifestó su deseo de conseguir un trabajo donde le pagaran y donde pudiera explotar al máximo una de sus pasiones: la gastronomía. “En un paseo, Fiamma vio un food truck y me dijo que quería eso. Empecé a averiguar y hoy tenemos uno propio”, contó Adriana, quien remarcó que “la idea no es lo que se factura, sino que nos esforzamos para que puedan trabajar”.

Adriana no está sola en esta iniciativa que ya se ganó el corazón de miles de personas. “Empezamos a soñar este proyecto con pocos recursos económicos pero con muchas ganas. Le contamos la idea a Vero y a Fabio, unos amigos de la familia, y no dudaron en sumarse”, relató la precursora del food truck inclusivo.

“Ya no lo pensamos como un proyecto sólo para nuestra hija, sino también para sus amigos del colegio, de la facultad y de la vida. Así fue que se convirtió en un gran proyecto inclusivo”

Desde Morfables 21 están convencidos de que es necesaria la inclusión como oportunidad no sólo para este grupo de jóvenes sino también para la sociedad, y creen que la mejor manera es maximizando la presencia y la participación, aspectos que ayudan a romper las barreras que limitan sus oportunidades. Morfables 21 les da la chance de trabajar y de que la gente los reconozca por su labor y no por su condición.