Se acerca el Día de San Valentín, más conocido como el día de los enamorados, y en el menú del amor no pueden faltar determinadas comidas y bebidas, cuyos poderes afrodisíacos han sido históricamente reconocidos

Por definición, estos alimentos son aquellos que, debido a sus nutrientes, pueden aumentar o potenciar el deseo y el desempeño sexuales.

A pesar de que no está comprobado científicamente que exista una conexión directa, es correcto afirmar que su composición posee características energizantes, lo que ayuda a crear un ambiente único para una noche especial. Si bien algunos ingredientes afrodisíacos pueden ser beneficiosos para ambos sexos, como las especias, las hierbas, las frutas y los mariscos, hay otros que producen efectos específicos para un determinado sexo.

Para las mujeres, la canela, la pimienta, la menta, el vino y las ostras se asocian al aumento de la libido, mientras que, si nos referimos a los varones, la palta, las frutas secas y desecadas, así como también el apio, pueden tener efectos directos en la potencia y la energía sexual masculinas.