Eibar

Eibar

Messi celebra con Jordi Alba, la concreción del segundo gol (AFP).

El Barsa no para, gana siempre y amplía la ventaja