Luke Hanoman, el hombre que tuvo la infección.

Con los deditos, no: Pirata casi se muere por comerse las uñas