La mutilación se sigue practicando en 29 países de África y Medio Oriente.

Sudán penalizará con tres años de prisión la mutilación genital femenina