La estructura más clásica de la cocina judía se divide en dos: la comida sefardí y la askenazi.

La historia detrás de los platos más populares de la cocina judía