Esta semana el servicio de mensajería instantánea y las redes sociales propiedad de Mark Zuckerberg sufrieron una caída que dejó a millones de personas desconectados por más de seis horas. Ante esta situación, otras plataformas como Telegram sacaron ventaja al sumar 70 millones de usuarios nuevos tras el fallo mundial de su rival  WhatsAppSin embargo, esto encendió las alarmas sobre la seguridad y la protección de datos personales. 

Hasta el momento los problemas, interrupciones y fallos de WhatsApp fueron nueve, mientras que  Facebook va por el número 15 e  Instagram por la 28, según datos de Downdetector. Sin embargo, la caída del 4 de octubre fue una de las más importantes que han tenido las aplicaciones de la compañía de Zuckerberg. 

Ante esta situación, millones de usuarios tuvieron que recurrir a los clásicos mensajes de texto, llamadas por teléfono, el chat de Gmail, Telegram, Signal y otras aplicaciones similares. Sin embargo, una de las cuestiones que preocupó a millones de usuarios es la seguridad de sus datos personales y se habló de un ciberataque. 

Gabriel Zurdo, especialista en seguridad informática y CEO de BTR Consulting, explicó en diálogo con crónica.com.ar que los ciberataques "operan de otra manera". 

"El día que empezó (la caída de las redes) para mí era una falla en la configuración por las características que tenía, así lo reconocieron después (desde Facebook). El hacktivismo es el activismo con objetivos políticos y sociales utilizando métodos de hackeo e intrusión no autorizada", explicó Zurdo. 

Esto se ve cuando por ejemplo una web de un gobierno sufre una "deformación" no autorizada. Estas acciones se realizan con para "llamar la atención". En este sentido, las bandas que se dedican a esto forman una industria que son subcontratadas o "cartelizan las operaciónes. Si fuera un atentado hubieran publicado en un blog que 'somos nosotros y acá está la prueba de vida', eso no pasó". 

Sobre la filtración de datos, comentó que esto se da cuando el dueño de la plataforma o el encargado de la misma "no controla correctamente y deja abierta el sistema para que otro ingrese, esto se da por impericia, negligencia o errores en la configuración". 

"La pérdida de privacidad o filtraciones de información se da de manera pensada, deliberada y están a la orden del día, no hace hace falta que se caigan las redes sociales", resaltó el especialista. Además reveló que en 2020 se dio el número mayor de filtraciones a nivel global con una estimación de 22 millones de registros entre los que se incluyen cientos de datos como e-mail, teléfonos, bancarios, entre otros. 

Se cayó WhatsApp, Facebook e Instagram: ¿Estamos seguros?

En este sentido, Gabriel afirmó que  “la seguridad no existe. La condición de seguridad es relativa, hay mejores prácticas que aplicar, pero la realidad es que esto es cada vez más complejo”. Sin embargo, la caída de las redes sociales no es la única condición que la podría afectar sino que es un “conglomerado de situaciones cada vez más complejas”.

"Esto va a volver a pasar y va a ser cada vez más intenso porque la demanda tecnológica es cada vez mayor. Las compañías como Amazon, Apple, WhatsApp, Instagram, Facebook, todas, están yendo al hemisferio norte para relocalizar sus servidores. Facebook tiene un data center que está a 112 kilómetros del Polo Norte porque la temperatura promedio anual es de 24 grados bajo cero, esto produce que se ahorren un 35 por ciento del costo de la energía eléctrica y que la estabilidad de los microprocesadores de los miles de servidores sea mucho mejor que en países más cercano al Ecuador”, explicó el CEO de BTR Consulting. 

Esto se da porque hay cada vez más tecnología y se necesita de nueva para el procesamiento de la gran cantidad de datos nuevos que se generan. En el año hubo siete grandes caídas y cada uno fue cada vez más pronunciada. 

"La última fue el 7 de agosto y duró tres horas, esta ocho. La realidad es que no hay un plan de contingencia para el volumen de la infraestructura tecnológica que se demanda hoy pos pandemia a raíz de que se aceleró diez años el proceso de transformación digital"informó Zurdo. Ante esta situación no será extraño estar desconectados por 12 o 24 horas. 

¿Cuáles son las recomendaciones para estar seguros en redes sociales?

  • No dejar perfiles abiertos
  • No contar todo en redes sociales (teléfono, lugar de trabajo, dónde vive o vacaciona).
  • Usar antimalware o antivirus
  • No abrir links que ofrezcan una promoción super ventajosa. 
  • Evitar la carga de datos en links que llegan por mensajes de Instagram, cuatro de cada diez lo hacen. 
  • Hacer ayuno digital una o dos veces por semana, esto implica desconectarse de todo.