Apple compró Shazam, la aplicación que sirve para identificar canciones, con el objetivo de mejorar su propuesta de Apple Music.

La compañía de la manzanita ya incorporó esta herramienta a sus dispositivos, la cual fue integrada al asistente digital Siri. De esta forma, el usuario puede preguntarle a Siri cuál es la canción que está sonando y la aplicación la identificará.

Apple, con esta adquisición, busca repuntar Apple Music, que tiene 27 millones de suscriptores, detrás del servicio de streaming de música Spotify, que cuenta con 60 millones de usuarios.