Ahora en los Estados Unidos se aplica "el mismo marco que ha regido Internet durante la mayor parte de su existencia", o sea antes de la entrada en vigor de las reglas impulsadas por Barack Obama y derogadas por la administración de Donald Trump, sostuvo el funcionario norteamericano.

"Tuvimos una Internet libre y abierta durante dos décadas antes de 2015 y tendremos una Internet gratuita y abierta en el futuro", continuó Ajit Pai, el funcionario nombrado por Trump.

Ajit Pai, funcionario de la gestión de Trump.(AFP)

Pai es el autor del proyecto aprobado el 14 de diciembre pasado por la FCC (con tres votos republicanos contra dos demócratas) que eliminó las reglas que regían desde 2015 para garantizar la llamada neutralidad en la red.

Este principio sobre cómo debe ser el tratamiento de los paquetes de datos que circulan a través de Internet establecía que los proveedores de banda ancha (llamados ISPs) tenían prohibido bloquear, agilizar o ralentizar la velocidad de conexión para acceder a contenidos determinados que circulan por sus redes.

Tras la derogación de esas reglas, ahora las empresas podrán discriminar el tráfico y favorecer ciertos contenidos por sobre otros.

En la vereda de enfrente Andrus Ansip afirmó que "el acceso a Internet es un derecho básico que debe permanecer abierto para todos. Sin discriminación".

Andrus Ansip, el comisario para el Mercado Único Digital. (AFP)

"No quiero que Europa sea el 'hermano mayor' de Internet. Seguiré defendiendo la neutralidad de la red. El acceso a Internet es un derecho básico", insistió el comisario, en declaraciones citadas por EFE.

"Creo que Europa y Estados Unidos pueden estar de acuerdo en la necesidad de preservar la libertad de la economía de Internet. Donde podemos diferir es cómo hacerlo", señaló Ansip a modo de conclusión amistosa.