Las redes sociales Whatsapp, Facebook e Instagram, todas pertenencientes a Mark Zuckerberg, dejaron de funcionar a nivel mundial tanto en la versión web de escritorio como desde sus aplicaciones y provocaron un caos en las comunicaciones a nivel global.

En ambos casos, los problemas de conexión comenzaron a advertirse pasado el mediodía y tuvieron una especial incidencia en el Reino Unido, en la costa este de Estados Unidos y en algunos países de Latinoamérica.

La página Downdetector.org, desde la que se puede comprobar si cualquier servicio online está funcionando, expone que en las últimas horas ha habido un aumento de quejas del 2257%, lo que confirma los importantes fallos.

Otros usuarios, aprovecharon la situación para invadir las redes con ingeniosos memes.