La salvaron justo a tiempo.

Los administradores de la red social Facebook evitaron desde los Estados Unidos el suicidio de una mujer en Santiago del Estero.

"Esto no va más. Me despido desde aquí amigos", escribió una mujer en su muro de la red social. Al fragmento lo acompañó con una imagen de pastillas tranquilizantes.

La publicación alertó a los administrados de Facebook en los Estados Unidos que, tecnología mediante, informaron el hecho al Centro de Informática Judicial de Buenos Aires.

A partir de esto, se generó una larga cadena de avisos para evitar la drástica determinación de la usuaria.

Según el diario El Liberal de Santiago del  Estero en su página web, la cruzada incluyó a la empresa de telefonía celular Personal y a la prestataria de servicio de Internet. De esta manera, ambas establecieron la identidad y domicilio de la mujer, una santiagueña de la ciudad Capital.

Los últimos eslabones fueron las oficinas de la fiscal Aída Farrán Serlé, quien urgente afectó a personal policial de la División Homicidios y Delitos Complejos. Cuando la policía irrumpió en el hogar de la santiagueña,  la mujer ya había cumplido con su advertencia, pero fue socorrida y trasladada al Hospital Regional. Allí, la funcionaria habría sido interiorizada sobre los últimos meses de la paciente.

Más allá de haber ingerido muchas cápsulas, el personal médico se mostró optimista en lograr revertir las secuelas, estabilizarla y rescatarla del pozo depresivo.

Por su parte, la fiscal Serlé aconsejó a los familiares y allegados a no dejarla sola y reinventarle sueños y deseos de aferrarse a la vida.