La mayoría de las personas sufrieron alguna vez el robo de su celular. Por más desagradable que pueda ser el momento de la sustracción, el verdadero problema surge a partir de que los delincuentes acceden a la información personal que está almacenada en el smartphone. Por fortuna, existen alternativas para recuperar estos dispositivos, así como las tablets, cámaras, relojes, y hasta bicicletas. En la Ciudad de Buenos Aires ahora permiten tramitar la devolución de forma online y en minutos.

El proceso comienza con el arrebato en la vía pública y en tan solo dos horas, los ladrones logran obtener los permisos de entrada a todo el contenido del aparato, a sus apps, billeteras virtuales, tomando control de las tarjetas de crédito/débito precargadas para efectuar transacciones y hasta pueden realizar compras por montos insospechados.

Por más que el usuario denuncie a la compañía de telefonía celular el robo de su cuenta y solicite la baja, los expertos en este tipo de robos pueden obtener información parcial muy valiosa en tan solo minutos.

 

Las bandas y delincuentes que se dedican a este tipo de robos apuntan a teléfonos inteligentes y se especializan en violar la seguridad de los iPhone. ¿Cómo lo logran? Es muy simple, los ladrones retiran la tarjeta SIM del aparato robado y luego lo colocan en otro iPhone.

Con ayuda de las redes sociales, como Instagram, Twitter y Facebook, pueden hallar fácilmente la dirección de correo electrónico que utiliza la víctima. En la mayoría de los casos, el mail es el mismo que la persona utiliza en su ID (Identificación) de la empresa Apple. Con este dato, pueden restablecer la contraseña utilizando el número de teléfono del dueño.

Guía para recuperar un teléfono robado

1) Buscar online el aparato

Todos los dispositivos que recupera la Policía de la Ciudad y que están aptos para ser devueltos a sus dueños son cargados en una plataforma online que los muestra con su foto y con detalles que facilitan la identificación del aparato: marca, modelo, color, estado general y otros.

Para explorar el catálogo, ingresá a recuperos.policiadelaciudad.gob.ar, indicá de qué aparato se trata (celulares, electrónicos o bicicletas), seleccionar la marca y hacer una búsqueda.

2) Iniciar el trámite de devolución

En caso de que el objeto robado aparezca en la base de datos el objeto robado, la persona podrá ingresar en la ficha tocando el botón “Recuperar“. Llenar el formulario de solicitud de recupero, que pide datos como número de documento, nombre, apellido, email y número de teléfono y que será recibido por las autoridades en concepto de declaración jurada.

3) Información complementaria

Será necesario el aporte de datos complementarios del aparato robado y detallar características particulares que permitan identificarlo. De esta forma se puede probar que el teléfono pertenece a quien hace el reclamo. Para ello, se deberá especificar el número de IMEI, contraseña de acceso, patrón o huella, fotos y fondos de pantalla, detalles estéticos, así como signos de roturas o marcas externas.

4) Presentación de documentos

Será necesario brindar todos los documentos que sirvan para demostrar que la víctima del robo era dueña del aparato. Pueden ser la denuncia del robo, la factura de compra, fotos con el dispositivo, o similares.

5) Entrega del teléfono robado

Una vez que estén cargados todos los datos, hay que tocar el botón “Recuperar” que está al pie del formulario online y esperar a recibir un correo electrónico oficial con toda la información y un número de recupero. Desde el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, luego de chequear la información y aprobar la solicitud, se contactarán, indicando siempre el número de recupero, para coordinar la entrega ya autorizada por la Justicia.

Consejos de seguridad

- Utilizar contraseñas robustas.

- Evitar utilización de contraseñas repetidas y no grabarlas en Notas o en algún lugar del celular.

- Habilitar MFA en todas las aplicaciones que lo permitan y evitar que ese segundo factor sea un SMS.

- Usar un mail distinto al del dispositivo como medio de recuperación.

- Mantener el dispositivo actualizado.

- Tener copiado el IMEI del dispositivo para denunciar y evitar su utilización.

Ver comentarios