Por más de que resulte extraño en los tiempos que corren, las acciones que generan discriminación en torno a las elecciones sexuales de cada persona, siguen manifestándose.

Puntualmente, el joven madrileño Álvaro Martínez de 26 años decidió compartir en su cuenta de Instagram una imagen en la que se lo puede ver besando a su novio. La misma fue eliminada por parte de la propia red social, por considerarla "inapropiada y atentar contra los derechos comunitarios".

Desde distinto rincones del planeta repudiaron rápidamente rápidamente la supresión por considerarla altamente discriminante. 

El propio protagonista decidió compartir la misma imagen en su cuenta de Twitter, informando sobre la decisión de censura. " Instagram elimina la última foto que subí ayer. Por “inapropiada, y atentar contra los derechos comunitarios”. Os pongo la foto en cuestión para que apreciéis lo inapropiada, inadecuada y ofensiva que resulta a algunos que se dedican a denunciarla", publicó junto a la imagen.

 
La fotografía fue retuiteada miles de veces y la noticia se propago con celeridad por todo el mundo. En consecuencia la imagen original fue nuevamente incluida en Instagram.
 
Lo que sucedió en concreto fue que la red social eliminó la imagen al recibir una denuncia por considerarla impropia. El tema cuestionable es que desde la plataforma tomen la decisión sin por lo menos investigar de que se trata el caso.
 
El verdadero debate puesto nuevamente en discusión por esta historia, es la tolerancia que manejamos las personas antes las distintas elecciones de los demás.