Los medios de comunicación tradicionales fueron, durante muchos años, los encargados de darle relevancia a ciertos temas, los cuales llegaban a las audiencias en simultáneo. Sin embargo, el escenario actual es muy distinto, ya que las redes sociales pasaron a ser los actores principales de esta tarea.

Por su parte, Facebook es el gran protagonista de brindarle determinada información a sus millones de usuarios en todo el mundo. La World Wide Web Foundation, organización internacional independiente que lucha por las igualdades digitales, realizó un interesante experimento para determinar la responsabilidad de Facebook en la distribución de noticias e información en Argentina.

En diciembre del 2017, los activistas Renata Ávila, Juan Ortiz Freuler y Craig Fagan crearon seis cuentas falsas en la red social, todas de mujeres de 30 años. Los nuevos ´usuarios´ siguieron a las mismas 22 fuentes de noticias dentro de la plataforma, incluyendo los principales medios del país, y también los perfiles de Mauricio Macri y de Cristina Fernández de Kirchner.

Una semana después de su creación, hicieron algunos cambios para analizar determinados efectos: dos cuentas le dieron Me gusta a varias publicaciones de Macri, dos hicieron lo mismo con posteos de Fernández de Kirchner, mientras que las otras dos permanecieron neutrales.

De esta forma, querían medir cómo cambiaba el contenido que se le mostraba a cada perfil. Algunas semanas después, el resultado fue el siguiente: de las 11.603 notas publicadas por las 22 cuentas noticiosas dentro de Facebook durante 11 días, sólo el 18 por ciento de esas notas fue mostrado a los seis perfiles, por lo que dejó en descubierto que Facebook eligió contenido diferente incluso para las cuentas que tenían un perfil similar.

Si bien la medición es limitada y el alcance del experimento también, estos datos confirman cómo las redes sociales eligen qué noticias ven sus usuarios y cómo el filtro noticioso depende de un algoritmo. “La amplitud de esta brecha entre lo que se ve y lo que se oculta representa el gran margen de discrecionalidad con el que cuenta la plataforma, y que se encuentra fuera del control de los usuarios”, afirmaron los autores del experimento.

Por su parte, Ana Clara Prilutzky, gerente de Comunicaciones de Facebook Argentina, explicó que “la sección de Noticias de cada persona en Facebook es única y está diseñada para que encuentren el contenido más relevante para cada una de ellas. Lo que cada persona ve es determinado por sus intereses e interacciones con otras personas, Páginas, noticias, negocios y contenidos”, quien sostuvo que “no favorecemos ciertos tipos de fuentes ni ideas. Nuestro objetivo es entregar las historias que, según hemos aprendido, le interesan más a un individuo. Cuando la gente ve contenidos que le interesan, es probable que disfruten más de la experiencia”.

Mientras Facebook se presenta al mundo como una red social, en realidad trabaja con el mecanismo utilizado por los medios de comunicación: seleccionar y filtrar.