Por Conrado Moreno 
tecno@cronica.com.ar 

El universo gamer gana cada vez más adeptos pero el principal problema de los que ingresan a este mundo es a cuál entrar. Es decir, están los partidarios de la PlayStation y los PC gamers. Sony, fabricante de la consola de videojuegos PlayStation, lanzó al mercado la PS 4 Pro, una versión más potente que busca competir con la PC.

Muchos creen que pretende entrar en pugna con la Xbox One o la Nintendo Wii U, pero en realidad quiere evitar que los jugadores emigren hacia la PC. Esta rivalidad existe hace años pero ahora se encuentra en su pico máximo. Los avances tecnológicos hicieron que los gráficos de los videojuegos sean más reales y las barreras entre la realidad y la ficción sean cada vez más difusas.

Por una parte, encontramos a la PlayStation 4, una consola que supo adaptarse de manera brillante a lo que pedían los usuarios: gráficos y sencillez. Con su nueva versión, la Pro, supo sumarle el valor agregado de la potencia. Por el otro lado, tenemos la PC, la cual resulta muy versátil y entró en el mundo gamer gracias a la evolución en los juegos, los cuales se volcaron a esta alternativa.

Sin embargo, la PC necesita componentes que son bastante más caros para que el entretenimiento interactivo se explote en su máxima potencia. Hay varias diferencias entre ambas opciones para jugar y el precio es una de ellas. La nueva PlayStation 4 Pro cuesta 475 dólares, 100 más que su versión anterior.

En comparación con el modelo viejo, Sony remodeló la consola y presenta el doble de potencia en los gráficos. En un segundo plano, armar una PC por la misma cantidad de dinero es prácticamente imposible. A ese precio no se puede montar una computadora que responda de la misma manera que lo hace la PlayStation.

Si el usuario ya cuenta con un buen monitor, puede ser que los costos se reduzcan, pero no a gran escala. Un punto a favor de la PC es que el usuario podrá jugar en definición 4K real. El 4K Pro de la PlayStation 4 trabajará en menor resolución, ya que debe transformar la imagen a la calidad del televisor que el jugador tenga. Mientras tanto, en la PC esto no ocurre.

A pesar de esto, para poseer una pantalla que reconozca el 4K real significa gastar una suma proporcional a tres consolas de Sony. Por otro lado, PlayStation 4 Pro soporta HDR, que en los televisores compatibles muestra una imagen con un mejor color. En un PC gamer aún no se puede disfrutar de esta tecnología.

La PC siempre se destacó por ser multiuso, ya que se la puede usar para más tareas. En general, los juegos resultan más baratos, además es necesario pagar por el modo online. Se dispone de mayor libertad, en PC existen muchos mods, complementos para los juegos que los mejoran, y que pueden aumentar mucho su duración sin costo. Así que, a la hora de elegir en qué mundo entrar, se deben tener en cuenta muchos aspectos.