Llega el verano y los ciberdelincuentes no descansan: están a la caza de nuevos métodos de ataque. Con el auge del turismo, los objetivos predilectos son las tarjetas de crédito. Conocé cómo funciona la Dark Web, el espacio online en el que se venden los números de estos medios de pago.

La pandemia obligó a promover y utilizar formas de pago que no requieran de tanta interacción entre las personas para disminuir el riesgo de contagio de Covid-19. Tocar, deslizar e ingresar los PIN en persona y desde tu celular es más seguro que pagar en efectivo.

Gran parte de esto puede deberse al marco de seguridad de chip EMV que es muy eficaz. Pero cuando las compras se realizan cuando ni el titular de la tarjeta ni el plástico están físicamente presentes, representan el 83% de todos los intentos de fraude.

“Incluso mientras el mundo se recupera de la pandemia, todavía esperamos más y más transacciones de este tipo. Las compañías deben poner un enfoque especial en prevención, detección y mitigación del fraude para detener esta tendencia creciente”, comenta Miguel Rodrigulez, Director de Seguridad Informática en Megatech, empresa argentina de ciberseguridad.

El gran inconveniente sigue siendo el robo de datos personales y su oferta en la Dark Web por unos pocos dólares. Así como las técnicas de los ciberdelincuentes se adaptan al contexto, también lo hacen quienes están al frente de de la prevención contra los delitos informáticos. “Trabajamos para monitorear en tiempo real miles de fuentes de amenazas en la Dark Web. Damos alerta a las compañías financieras de los “lotes de datos” robados de tarjetas para que puedan tomar acciones preventivas, como el bloqueo de las tarjetas y posterior recambio, comenta Rodriguez.

Con el foco en la prevención de ciberdelitos el especialista comparte consejos para redoblar los cuidados antes y durante los viajes:

  • Asegurarse de que los dispositivos estén protegidos con un PIN, una frase de contraseña o una contraseña.
  • Habilitar la autenticación multifactor siempre que esté disponible, para ayudar a prevenir los actores de amenazas y para que no se apoderen de sus cuentas y accedan a sus datos.
  • Asegurarse de tener antivirus y antimalware actualizados, inclusive en los teléfonos.
  • Desactivar la conexión Wi-Fi cuando no esté usando el dispositivo para conectarse a Internet.
  • Siempre que se conecte a una red Wi-Fi asegurarse que sea conocida y confiable, como puede ser la red de donde uno trabaja o la red hogareña.
  • Nunca conectar un dispositivo desconocido a su tableta o computadora portátil. Cualquier dispositivo desconocido que se conecta a un puerto USB (unidad flash, reproductores MP3, teléfonos inteligentes, discos duros externos, etc.) puede robar datos y contener software malintencionado.

 

Ver comentarios