WhatsApp es la aplicación de mensajería instantánea más popular, pero en muchas ocasiones la app fue criticada por su lentitud en algunos dispositivos. La plataforma propiedad de Facebook recibió críticas en varias ocasiones por tardar en incluir novedades e incluso en solucionar fallos que llevaban en la app años. Y es justo lo que acaba de ocurrir.

WhatsApp actualizó su aplicación solucionando un grave fallo que la app llevaba teniendo desde hace muchos años en su variante para iOS. Fue descubierta por WABetaInfo, el portal especializado en WhatsApp que reportó el problema el día 22 de enero.

Más de 3 meses después, WhatsApp lanzó una actualización que soluciona el problema, que consistía en una fuga de memoria crítica que además era muy fácil de reproducir en la aplicación mediante gestores de contactos.

 

¿Qué es esa fuga de memoria? Cuando una aplicación se ejecuta, esta hace una petición de recursos al sistema para funcionar. Refiriéndonos a la RAM, por ejemplo, la aplicación reserva un bloque de memoria en este hardware para que la app lo use mientras funciona. Si cerramos la aplicación, esos bloques de memoria se deberían liberar. O, también, la app debería reducir los bloques de memoria reservados si se ejecuta en segundo plano.

El fallo, como muchos podrán imaginar, consiste en que la aplicación no es capaz de comunicar al sistema que esta memoria debe ser liberada, y por ende, queda reservada todo el rato para el programa. En términos más populares, esto significa que un programa no libera la memoria que inicialmente había usado para ejecutarse, acumulando datos constantemente y ralentizando el dispositivo.

 

Según WABetaInfo, el fallo de WhatsApp para iOS se reproducía cada vez que el usuario abría un selector de contactos, incluyendo el integrado dentro de la aplicación. Esto provocaba que la aplicación no liberara la memoria escogida, y por ende, otras aplicaciones se vieran afectadas y también el iPhone en cuestión.

Después de reportar el problema a WhatsApp en enero, la aplicación por fin solucionó el fallo en las últimas actualizaciones. Para forzar la actualización en iOS, tan solo tendremos que ir a la App Store, pulsar sobre la imagen de nuestro perfil y deslizar hacia abajo en la página de inicio. Así, veremos las actualizaciones disponibles. Una vez hecho esto, el rendimiento de WhatsApp debería mejorarse aunque es probable que los usuarios no lo noten en un primer momento.

Ver comentarios