La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos aprobó la comercialización de la píldora “Abilify MyCite”, que posee un sensor digital que le avisa a los médicos cuándo el paciente la ingirió por última vez.

"Abilify MyCite tiene un sensor que puede ser ingerido y que graba cuándo la medicación fue tomada”, afirmó la FDA a través de un comunicado.

El producto fue aprobado para enfermedades psíquicas como la esquizofrenia, la depresión o el desorden bipolar, cuyos tratamientos dependen de la regularidad en la toma de las drogas. 

Según la FDA, el sistema trabaja al mandar “un mensaje desde la píldora hasta un parche” en el exterior del organismo y desde él hasta una aplicación móvil que permite rastrear (trackear) la ingestión del medicamento. 

"La FDA apoya el desarrollo y uso de las nuevas tecnologías en prescripción de drogas y está comprometida en el trabajo con las compañías para entender cómo la tecnología puede beneficiar a los pacientes”, dijo Mitchell Mathis, director de la división de productos psiquiátricos de la entidad.

Sin embargo, aclaran que el producto “no debe utilizarse para rastrear la ingestión de drogas en tiempo real o durante una emergencia porque la detección puede retrasarse o no ocurrir”.