Los delincuentes cayeron tras varios allanamientos en Capital Federal y Conurbano bonaerense. En total, son seis los capturados por el sangriento caso en el que resultó herida de gravedad una policía.