El auto con el que opera el acusado.

Un hombre es acusado por los vecinos de Tigre por desnudarse y masturbarse frente a niños de la zona. Además, aseguran que el sospechoso amenazaba a los menores para que no hablen.

Un testigo del barrio Aviación dijo a Crónica que el perverso "llama a los nenes y se masturba frente a ellos. Les dice que si ellos hablan, los mayores van a pegarles". 

Una nena de 3 años llamó a su madre para advertirle que en la vereda de su casa, donde estaba jugando con cuatro amigos de su edad, había estacionado un hombre que comenzó a tocarse frente a ellos. Cuando la mujer salió, sólo pudo ver el auto alejándose y anotó su patente. 

Los nenes dijeron que el acusado "estacionó, se bajó la bragueta de su pantalón, mostró la cola y se estiró la piel".

Más denuncias

En medio de la desesperación, comenzaron a hablar con otros vecinos, quienes manifestaron que este hombre ya había realizado actos similares. 

Una verdulera de nacionalidad boliviana expresó que el acusado ya se había tocado frente a sus hijas de 4 y 5 años. "Estaciona con su Gol gris, deja la puerta abierta y comienza a tocarse. Tiene aproximadamente 37 años, es blanco, rubio, tiene pelo largo y lo usa atado", coincidieron los vecinos al describirlo.

A raíz de haber hecho público el hecho por Facebook, varios padres de víctimas se comunicaron con la denunciante y le confesaron que sus hijos también fueron acosados por este señor:

El encuentro con el acusado

Al recolectar datos sobre el sospechoso, los vecinos denunciantes se acercaron a su supuesto domicilio y se encontraron con el auto gris.

Golpearon la puerta de la vivienda y salió un señor que tenía las mismas características que fueron descriptas por los niños.

El acusado fue a realizar una denuncia en la comisaría N° 3 de Don Torcuato porque "había personas causando disturbios en la puerta de su casa". En simultáneo, denunciantes estaban acusándolo en el mismo establecimiento. 

Al otro día, volvieron a cruzarse en la Fiscalía, cuando 5 madres denunciantes estaban junto a sus hijos. Los nenes, se quedaron helados y lo reconocieron. "Mamá, ese es el del auto de ayer", advirtió uno de los pequeños.