El hecho ocurrió en la sede de la calle Cavia y Alcorta.

 

El delincuente terminó arrestado. 
No logró escapar y terminó esposado en el piso.
El audaz delincuente fue detenido por efectivos del Cuerpo de Policía Montada.