"Me falta una parte del alma", dijo Yoana Etcheverría, de 29 años, en diálogo con cronica.com.ar. Es que desde el martes 14 de septiembre, el dolor no da tregua. Esa madrugada, Luana Milagros Cardozo, su hija de ocho años, murió carbonizada en una casilla ubicada en la ciudad de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría, donde vivía junto a su familia, a causa de un incendio que habría sido provocado por un caloventor. 

Yoana, que hace apenas un par de días se enteró que está embarazada de dos meses y medio, trabaja en un merendero, vende cosméticos, y es mamá de tres niños: Laureano de 3 años, Luana de 8, y Emiliano de 15. Junto a su pareja, que es empleado de una compañía de cable, y los hijos de él: Lautaro de 10 años y Tobías de 14, todos juntos vivían en una "casita pequeña de 3 x 3", de dos ambientes, contó Yoana. La vivienda estaba ubicada en calle Bahía Blanca al 1900, en un barrio conocido como "Retoño", a unas diez cuadras del cementerio de Monte Grande.

El incendio ocurrió en barrio "Retoño" de la localidad de Monte Grande.

Hacía siete años que vivían todos juntos ahí. Pero hace unos pocos meses habían heredado una casa de material del papá de Yoana, que estaba ubicada a cuatro metros de la otra construcción. Por eso, para mayor comodidad decidieron que los niños más grandes duerman ahí. En tanto, Luana y Laureano, que eran los más chiquitos, en la casilla junto a su pareja y ella.

El martes 14 de noviembre, alrededor de las 12 de la noche, Yoana sintió un ardor muy fuerte en el pecho. "Como me parecía raro, y yo sufro de broncoespasmos, me asusté", contó a este medio. Por eso, le pidió a su pareja que la lleve a la clínica que queda a unos quince minutos de distancia de la vivienda. Se llevaron con ellos al bebé de tres años y a Luana la dejaron al cuidado de su hermano mayor de 15. 

Lo que en principio iba a ser una visita médica rápida, se convirtió en una larga espera, ya que los atendieron alrededor de las tres de la mañana, razón por la que salieron de la clínica "recién a eso de las cuatro y media". A la vuelta, cuando estaban a unas cuadras de la casa "vimos mucho humo y eso me pareció raro", detalló Yoana. Según contó, su casa estaba ubicada en medio del campo, desde donde se llegaban a vislumbrar las llamas del fuego.

"Cuando miré el celular tenía llamadas perdidas de mi hijo mayor y de los vecinos. Ahí me di cuenta que era mi casa la que se estaba incendiando", recordó Yoana. Al llegar a su vivienda, ya estaba la Policía, los bomberos, y tres de sus cinco hijos. La pregunta fue inmediata: "¿Dónde está Luana?".

Aunque intentó ingresar a la casilla a rescatar a su hija, ya no había nada por hacer. En pocos minutos las llamas habían consumido todo el interior de la estructura hecha a base de durlock en la que Luana se había quedando dibujando.

Pese a que la Policía se hizo presente en el lugar apenas visibilizó el humo en medio del campo, el avance de las llamas fue indeclinable.

Luana, la menor que falleció tras el trágico incendio. 

Yoana contó a cronica.com.ar, que como consecuencia de la intoxicación que sufrió Luana por la inhalación de monóxido de carbono, ella habría caído desmayada y no llegó a abrir la puerta, que estaba sin llave, para escapar, según la hipótesis que le transmitieron los peritos que trabajaron en el lugar.

En tanto, los demás niños se salvaron de milagro porque se habían ido a dormir más temprano a la casilla de material que estaba a unos metros de la construcción que se prendió fuego.

"Me fui a la esquina porque no podía ver todo eso, me tiré al piso y me quedé ahí", expresó Yoana, tras el intento frustrado por ir a salvar a su hija, a la que recuerda como "muy hermosa y traviesa".  "Era una nena que a donde iba se hacía notar muchísimo", recordó. 

La vivienda destruida tras el avance de las llamas. 

Actualmente su familia y ella están viviendo en la casa de una tía. "Perdimos todo", sentenció.

Y concluyó: "Ya nada es lo mismo. Te falta una parte de tu alma. Mi hija no va a volver nunca más, la estoy esperando siempre, pero no va llegar, así se siente este dolor tan feo. No es fácil seguir adelante. Yo sé que este error lo voy a pagar toda mi vida"

Para todos aquellos que quieran colaborar con donaciones. 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos